smart working para mujeres

El Smart Working y la conciliación laboral y familiar para las mujeres: ¿Un paso adelante hacia la igualdad?

Compartir este contenido

Aportaciones finales de Estela Martín, DirCom de SincroBS, Periodista y Abogada.

El futuro del trabajo no sólo está transformando los puestos y las formas de producción, las nuevas modalidades laborales también han creado relaciones profesionales más laxas en las que el patrón casi desaparece. No obstante, todas las actividades dejan desprotegidos a los trabajadores y  una de ellas, la más importante, es el Smart Working.

El teletrabajo, tendencia obligada por las circunstancias marcadas por la pandemia de coronavirus, no significa exactamente contratar freelancers. Sino permitir a los trabajadores de desempeñar sus funciones vía remota, sin perder la relación laboral y mucho menos eliminar prestaciones.

Cuando hablamos de Smart Working hay que destacar necesariamente los tres aspectos fundamentales en los que se basa: flexibilidad laboral, trabajo por equipos y uso de nuevas tecnologías. Ese tipo de modelo laboral incluye una mejor gestión del talento y de los objetivos a alcanzar por cada compañía. ¿Puede que sea la clave para aumentar la productividad? Puede.

El Smart Working consiste entonces en poder estar en diferentes lugares y poder ejecutar de la misma forma las mismas tareas que normalmente se ejecutan presencialmente. 

¿Cuáles son los retos del Smart Working y cómo puede funcionar?

Es cierto que, para lograr este modelo de gestión, la flexibilidad laboral es clave y presenta varios desafíos. Hay empresas potentes como American Express​, ​InVisionApp Amazon, HBO y Netflix que han apostado por el Smart Working con varios fines y totalmente lógicos.

De esta forma se pueden eliminar fronteras de contratación por temas de distancia, supone un costo menor para la empresa y fomenta una mayor productividad además de poder eliminar casi del todo el absentismo laboral y poder cautivar mucho más talento.

teletrabajo para mujeres

Pero ¿cómo lograr que el Smart Working funcione?

Hay que tener claros 6 puntos fundamentales para que el teletrabajo sea efectivo:

  1. Depositar confianza en el empleado
  2. Responsabilidad por parte del trabajador
  3. Implementación de herramientas de seguimiento de tareas y para reuniones en remoto
  4. Establecer una buena comunicación
  5. Planificar de forma efectiva todas las actividades
  6. Y finalmente, sentir gusto y curiosidad por nuevas formas de trabajo

Resulta que el Smart Working es la tendencia laboral más apreciada por las nuevas generaciones y quizás pueda aportar varios beneficios también al tema de la conciliación laboral y familiar para las mujeres.

Analizamos más a fondo el tema de la mano de Estela Martín, DirCom de SincroBS, Periodista y Abogada.

El teletrabajo para las mujeres y la conciliación laboral y familiar

La situación provocada por el Covid-19 ha desembocado en una idea errónea sobre el Smart Working. En la mayoría de los casos, no hemos visto un teletrabajo “real”, sino más bien uno de supervivencia: “coge un ordenador y haz lo que puedas”.

Además, en el caso de muchas trabajadoras con hijos o familiares dependientes a su cargo y en confinamiento (sin colegio, centros…), el teletrabajo para las mujeres ha sido una carga muy pesada. En materia de corresponsabilidad, el camino por recorrer es aún muy largo.

Lo que hay que tener claro es que el Smart Working solo funciona (y además, con excelentes resultados) cuando existe una planificación, se dota a los empleados de unos medios y recursos, existe una cultura y clima laboral basados en la confianza y la dirección por objetivos y un estilo de liderazgo centrado en resultados y no en el presentismo.

conciliación familiar y laboral de las mujeres

Si a esto le sumas unas políticas sólidas de conciliación de vida personal y laboral entendidas de manera global (conciliación para empleados de todas las generaciones: milennials, baby boomers…, empleados/as con o sin hijos) es cuanto obtienes el éxito.

El problema del Smart Working (en mi opinión es un error querer legislar en caliente, deprisa y corriendo. Y buena prueba es el Texto del Anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia, que ha suscitado muchísimas críticas) es que no es tanto un tema laboral (normativa), sino de dirección estratégica de personas.

Las leyes pueden (y deben) sancionar abusos e incumplimientos pero el Smart working se juega en el terreno de la dirección estratégica de personas. No querer verlo y caer en la trampa de una hiperregulación del teletrabajo puede ser un inmenso error.

Etiquetas: Sin etiquetas

Una respuesta

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable David de Matías Batalla.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.