Plataformas de streaming

Plataformas de streaming: la revolución del mercado del consumo de TV

Compartir este contenido

La industria del entretenimiento ha ido cambiado desde hace más un siglo, con hitos que van desde la aparición de las películas, el cine, pasando por los vídeoclubs y la compra de DVDs. Estos avances hacían que pasáramos horas y horas delante de la pantalla; las cintas de cassette, los CDs, reporductores mp3 y un largo etc. Pero la aparición de las plataformas de streaming, ha significado sin duda una revolución conceptual hasta la fecha.

¿Por qué? Porque permiten los usuarios el consumo ilimitado de contenido audiovisual en cualquier momento, a cualquier hora… dentro del catálogo que ofrezca dicha compañía

El modelo que representan

El modelo de negocio que utilizan estas plataformas representa la combinación de las economías de escala, con las ultimas tendencias en tecnología y reproducción de contenidos audiovisuales. Han conseguido crear una combinación perfecta, en la que ofrecen contenidos de calidad, como pueden ser música los últimos estrenos, series y películas de moda, al alcance de cualquier persona que disponga de un dispositivo conectado a Internet.

Y ya ni si quiera es necesario este último siempre, puesto que sus contenidos son descargables en sus propias aplicaciones para que se puedan reproducir en cualquier parte. Esto otorga la posibilidad a sus usuarios de estar a la ultima en contenidos y poder devorar un sin fin de series, películas o documentales. Podemos encontrarlos en formatos de paginas web como aplicaciones descargables para los diferentes dispositivos; como pueden ser smartphones, tablets e incluso Smart TVs y consolas. 

No solo eso, además la implantación del llamado “plan familiar” permite que los mismos usuarios puedan realizar la suscripción de manera colaborativa, compartiendo la tarifa, y permitiendo el uso de una misma cuenta hasta en 5 dispositivos a la vez. Esta es sin duda una clave de éxito en su modelo de negocio. 

Todo ello no habría sido posible sin los avances tecnológicos que han ido sucediendo con el paso del tiempo, como son la creación de servidores muy potentes, capaces de soportar estructuras digitales de este tipo; la velocidad de Internet otorgada por las tecnologías 3G-4G; y el desarrollo de aplicaciones. Gracias a ello, podemos disfrutar hoy en día de las siguientes plataformas digitales.

Distintas plataformas de streaming que nos encontramos y sus ofertas

En el mercado de las plataformas en streaming encontramos diversas opciones. Desde aplicaciones o empresas dedicadas a contenidos musicales, como Spotify, y las plataformas dedicadas a contenidos audiovisuales, Netflix o HBO.

Por ello, hay que distinguir entre las que se dedican a lo primero, orientadas a artistas musicales, canciones, discos, podcasts, etc.; y las segundas dedicadas a películas, series, documentales, etc..

Spotify y Apple music

Son  plataformas en streaming que ofrecen contenido de audio principalmente, aunque algunas de las canciones que poseen sí que reproducen un “teaser” del videoclip grabado para la canción. 

La empresa Spotify revolucionó el mercado musical con este nuevo modelo de negocio mediante suscripción solucionando uno de los principales molestias que ocasionaban los archivos de música: el gran volumen de espacio que ocupaban en nuestros teléfono y, del mismo modo, la posibilidad de escuchar canción a canción de forma ilimitada sin tener que pagar por cada una.

O como sucedía al principio con Apple Music, tener que comprar el álbum entero. Por ello, tras el éxito de Spotify, Apple siguió sus pasos e instauró el mismo modelo de negocio. Ambos ofrecen un amplio repertorio musical, pero las reproducciones de los contenidos en Spotify generan más valor a nivel de reconocimiento para los artistas.

Netflix

Revolucionario del mercado del alquiler de películas allá por finales de los años 90, cuando desbancó a la conocida cadena de videoclubs Blockbuster por mejorar el ya existente modelo de negocio. Lo hizo únicamente mejorando la calidad del servicio de atención al cliente, pero quisieron ir más allá.

Se pusieron manos a la obra y crearon lo que hoy conocemos como su plataforma digital de contenidos en streaming, con un amplio abanico de cartelera. Comenzando en primer lugar por pagar derechos de autor por los contenidos ofertados, y con un mayor tendencia a producciones propias. La última conocida, “Tyler Rake”, es la producción más costosa de la compañía hasta la fecha, pero no ha querido revelar su coste.

En Netflix (ofrece un primer mes gratis a sus usuarios), ofrece una triple suscripción mensual: la básica, 7,99 euros; el plan estándar con calidad HD cuesta 11,99 euros; y, finalmente, una tarifa Premium con calidad Ultra HD a un precio de 15,99 euros. Apuesta por su contenido original y de calidad, convirtiéndose seguramente en pocos años, como una de las mejores productoras a nivel mundial. De hecho, en la última ceremonia de los Oscars, las películas originales de Netflix tuvieron un total de 24 nominaciones. Finalmente, solo obtuvieron 2 Oscars.

HBO

HBO es una de las plataformas más potentes del mercado, con una oferta que sin duda atrae también a millones de personas. Un ejemplo: la exclusividad de emisión de Juego de Tronos. Una serie que seguramente se puede ver, de sobra, en las dos semanas gratis que ofrece a sus suscriptores, para después costar 8,99 euros al mes.

Su oferta incluye títulos que han supuesto un antes y un después en las producciones audiovisuales, no solo la adaptación de la saga de George R. R. Martin. Un ejemplo es Chernobyl, pero títulos como El cuento la de criada no se quedan atrás. De hace varios años, pero estrellas de la marca HBO, son clásicos de la televisión de culto como Los Soprano y The Wire.

Disney+

A Netflix le siguieron muchas otras plataformas de streaming, como HBO Go (año 2010, aunque como canal de cable, el origen de HBO se remonta a la década de 1960) o las más reciente Amazon Prime Video.

Pero sin duda una que ha roto con los esteriotipos es Disney+, realizando su oferta de suscripción anual y no mensual, por un precio bastante similar. Y centrándose exclusivamente en contenido original producido por la propia compañía. ¿Cuánto cuesta la suscripción mensual a Disney+? Su precio es de 6,99 euros/mes. La cuota anual, más rentable, es de 69,99 euros/año.

Las películas de Disney de nuestra infancia, el universo Marvel con todas sus películas de superhéroes o la saga de películas y series de Star Wars son sin duda algunos de los títulos que podemos disfrutar en exclusiva en esta plataforma en streaming.

Amazon Prime Video

La oferta de Amazon Prime Vídeo incluye miles de películas, series y documentales. Como en el caso de otras plataformas de streaming como Netflix, una parte son de producción propia. Entre estas, podemos destacar Hunters, Jack Ryan o The man in the High Castle.

¿Cuánto vale una suscripción a Amazon Prime Video? Existen varias tarifas para suscriptores, mensuales y anual. La plataforma de Amazon ofrece una cuota mensual de 4,99 euros y una cuota anual de 36 euros, que sale más rentable en comparación. Además, da la posibilidad de disfrutar de una prueba gratuita de 30 días.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable David de Matías Batalla.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.