Jerico Agdan

Jerico Agdan: «Necesitamos a jóvenes proactivos para solventar los problemas actuales que tenemos en el mundo»

Compartir este contenido

Denominamos a la generación de mediados-finales de los 90 como la generación maldita. Esta generación ha vivido la crisis económica más grande de la historia en el 2008 pudiendo cambiar su manera de vivir por aquel entonces en una etapa crucial en las vidas como es la adolescencia. A esta generación pertenece Jerico Agdan.

Además, la inclusión en el mercado laboral de este grupo desde la crisis del COVID-19 se encuentra en peligro por el alto recorte de puestos de trabajo y oportunidades para jóvenes sin experiencia a causa de la recesión económica.

Podemos ver la situación como en el párrafo anterior pero también podemos pensar que esta misma generación es la más preparada de la historia, nativa digital y agentes del cambio. Por ello, es un placer haber podido hablar con Jericó Agdan, ejemplo claro de liderazgo e innovación en esta generación Z. Una generación en la que sale muy caro quedarse atrás.

«Sacrificio, constancia, y servicio han sido inculcados desde pequeño»

¿Quién es Jerico Agdan?

Soy Jerico Agdan, 19 años, estudiante en ESADE Business School cursando el grado en Global Governance, Economics, and Legal Order con la beca Esade Talents Scholarship, combinándolo con unos estudios de liderazgo en un programa llamado Escuela de Liderazgo Universitario por la Universidad Francisco de Vitoria.

Nací en un pueblo de Filipinas, pero crecí en Barcelona la mayor parte de mi vida. La decisión de mis padres de emigrar a España ha sido un punto clave en la persona que soy yo ahora. Valores como el sacrificio, constancia, y servicio han sido inculcados desde que era pequeño. Por ello, he estado emprendiendo varios proyectos desde los 16, cuando empecé a cuestionarme qué legado quiero dejar en el mundo, con el objetivo de contribuir mi granito de arena e inspirar a los líderes del futuro, la Generación Z.

Ahora mismo me encuentro escribiendo mi primer libro titulado “Change that Lasts” (El Cambio que Perdura, traducido literalmente en castellano) y he escogido como el Ecosystem Builder para La Rambla de Innovación en Esade, un hub compuesto de 7 labs con el objetivo de promover la innovación a los estudiantes, profesores, y la comunidad de mi universidad y crear un punto de encuentro para crear sinergias y generar un mayor impacto en la sociedad.

«Necesitamos una generación preparada para problemas actuales»

¿Qué le depara al liderazgo y talento tras el COVID-19?

La primera pandemia del siglo XXI nos ha quedado una falta de liderazgo que necesita este mundo. Sin ir más lejos, en mi humilde opinión, hemos experimentado una mala gestión del Covid-19. Recalco, por ejemplo, el juego de acusaciones entre Estados Unidos y China.

Un ejemplo claro es el juego de acusaciones entre Estados Unidos y China sobre quién es el verdadero culpable de este brote pandémico. Por un lado, los expertos estadounidenses afirman que China lo ha originado y ha engañado al mundo sobre el calibre de peligrosidad de este virus. Y por el otro lado, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, escribió un tweet en el que alegaba que Estados Unidos ha llevado el virus por el ejército de Estados Unidos en los Juegos Mundiales Militares Internacionales a Wuhan celebrados en octubre de 2019.

Esto muestra notablemente una verdadera falta de liderazgo para mitigar un problema como la pandemia actual. En vez de resolverlo como personas, deciden acusar mutuamente para un asunto que requiere de cooperación y actuación global para solventar este problema.

Es por ello que necesitamos una nueva generación bien preparada, la Generación Z, para los problemas actuales que tenemos en el mundo: El Ex- Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, afirma que esa generación es “la primera generación que puede erradicar la pobreza extrema del planeta y la última que puede atender los peores efectos del cambio climático”. Es por ello que me preocupo en el empoderamiento juvenil, porque necesitamos a jóvenes proactivos para solventar los problemas actuales que tenemos en el mundo y estar preparados para lo que venga en el futuro.

«Objetivo de mi libro: descubrir cualidades de changemakers»

En cuánto al libro que estás escribiendo, ¿Cómo vas a tratar el papel de los changemakers?

Con la amalgama de esta crisis de liderazgo que he mencionado previamente y la necesidad de inspirar proactividad a los jóvenes, el libro nace de mi frustración de no poder generar el impacto que esperaba con las tres iniciativas que empecé el verano pasado. Creé una organización juvenil para fomentar el espíritu emprendedor y pensamiento crítico a 12 jóvenes, una marca de ropa sostenible que se llamaba WISE4SDG para promover la importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través de la ropa, y una app o plataforma para promover el voluntariado creando un modelo de triple-win.

Desafortunadamente, desde este verano he dejado estos tres proyectos porque no funcionaban como yo tenía pensado. Me he percatado de que me falta mucho para aprender y la mejor forma de hacerlo es entablar conversaciones con changemakers actuales que están aportando su granito de arena en la sociedad y llevan una trayectoria consolidada en el mundo del impacto social.

El objetivo de mi libro es descubrir qué cualidades y virtudes tienen estos changemakers del ahora. He tenido la oportunidad de entrevistar a más de 30 líderes incluyendo a Obama Fellows, Forbes 30 Under 30, Ashoka Fellows, Asia 21 Young Leaders, etc. Cada persona es distinta, sin embargo, comparten una serie de atributos que les hacen unas personas extraordinarias. Cualidades y valores como la empatía, el servicio, y el coraje son algunos de los temas que he estado tratando en el mismo libro.

Otra misión del libro es exponer otro tipo de líderes, no cómo los líderes actuales como líderes políticos o multimillonarios. Las personas con las cuales he podido entablar conversación son emprendedores sociales, activistas, filántropos que no son reconocidos por la sociedad en general. Por ejemplo, cuando me preguntan a quién he entrevistado, con poca frecuencia conocen estas personas ni su trabajo. Es por ello que escribo este libro, para dar a conocer otro tipo de líderes que puedan servir como fuente de inspiración para esta generación, la generación Z. La generación más preparada a nivel de educación y más conectada en la historia. Más que nunca, es el momento de enseñarles la importancia que tienen estos jóvenes para el progreso social y el futuro de nuestra sociedad.

¿Dónde te ves en un medio/largo plazo?

De momento no sé del todo que haré en el futuro. Desde emprendedor o intraemprendedor social a diplomático o político, o incluso una combinación de ambos sectores. Pero sí tengo claro que quiero dedicar mi vida para generar un cambio el cual el mundo realmente necesita. Nosotros, la generación Z, será una generación crucial para la supervivencia y el progreso de nuestro planeta Tierra.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Ver más

  • Responsable: David de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.