Instagram

El futuro de Instagram: ¿cómo competir con TikTok cuando los usuarios se rebelan?

Compartir este contenido

Make Instagram Instagram again o Hacer Instagram Instagram de nuevo es el lema de una campaña protesta de una serie de influencers pidiendo a Meta, empresaria propietaria de Instagram, que la red social volviera a ser como antes en lugar de seguir girando más hacia una app en la que los vídeos cortos mandan, que es precisamente lo que Instagram quiere para competir directamente con TikTok.

Después de los últimos cambios en la red social, interfaz incluida, para muchos estas novedades le han quitado la esencia a la compañía dirigida por su Head, Adam Mosseri, que ha anunciado que los Reels serán el único formato de vídeo que funcionará, tras haber retirado la funcionalidad IGTV. Con la nueva interfaz, lo que tampoco ha gustado mucho a una parte de los instagramers, los contenidos se ven en el feed en pantalla completa, de manera similar a lo que sucede en TikTok.

Eso sí, el propio Mosseri ha afirmado en un vídeo en su cuenta oficial de Twitter que la transición de la red social será desde una plataforma centrada sobre todo en las fotografías, como comenzó en sus inicios, hacia los contenidos en vídeo. Esto es así porque los vídeos son, a fin de cuentas, una de las mejores formas que tienen los creadores de contenido de conectar con sus audiencias. Y la plataforma trabajará en la cámara dual y en plantillas para Reels para potenciar el contenido en vídeo.

Para después de este artículo, recordamos este otro en el que hablábamos del nacimiento de los Instagram Reels como manera directa de competir con los vídeos cortos de TikTok.

Instagram vs TikTok: ¿serán diferentes o lo mismo?

Una de las lecciones que ha dejado TikTok en los últimos años es la capacidad de un nuevo actor de provocar cambios en los competidores que llevan más tiempo en el mercado donde irrumpe. El caso de los vídeos cortos de TikTok es un ejemplo muy claro, ya que Instagram lanzó Reels, un formato idéntico para no perder terrenos.

Hasta el punto de que como las funcionalidades son tan parecidas, que todos vemos en Instagram no solo vídeos de formato similar, sino directamente tiktoks, con el logo de la competencia, que los usuarios publican en ambas plataformas. Por eso hay que preguntarse: la transición, que guste o no a los usuarios, habrá en Instagram hacia una red social con más vídeos, ¿hará que Instagram y TikTok sean diferentes o acaben siendo lo mismo?

En principio, mantendrán las diferencias y de eso no se puede dudar, ya que parece difícil o imposible que Instagram elimine la opción de subir fotos y solo permita publicar vídeos. Pero dándole un mayor peso a los vídeos, está claro que ya desde hace un tiempo, estos le están ganando terreno a las fotografías como contenidos de mayor alcance. Así que cabe suponer que la esencia de Instagram seguirá siendo diferente a la de TikTok, pero la estrategia pro-video de la compañía de Meta está encima de la mesa como modo de supervivencia contra TikTok.

Eso sí, quien tiene la última palabra sobre el futuro de la red social son sus dueños y no sus usuarios, porque no deja de ser una empresa. Así que, aunque haga pruebas de ensayo y error con nuevas funcionalidades que luego retire, como IGTV, Instagram como compañía tiene la obligación de ser más importante que su competencia. Y si los vídeos de TikTok le comen terreno, lo lógico es que replique o adapte los contenidos de su competencia dentro de los suyos para no perder usuarios.

¿Cómo competir con tus rivales cuando tus usuarios no quieren?

¿Pero qué sucede cuando una empresa como Instagram cambia su estrategia para competir con sus rivales, pero usuarios relevantes con millones de seguidores protestan e inician campañas como Make Instagram Instagram again? La respuesta es complicada, pero de poco vale enrocarse y no hacer caso a los usuarios o a las marcas que invierten dinero.

De ahí la respuesta de Mosseri: Instagram no dejará de ser una red social para compartir fotografías, eso lo primero, pero, en segundo lugar, el cambio hacia una mayor preponderancia de los vídeos en el formato Reels es una realidad.

Pero como también es una realidad la existencia de consumidores y usuarios más rebeldes, con más exigencias hacia las empresas, las compañías ya no pueden limitarse a tomar estrategias de posicionamiento de mercado unilaterales sin temor a las quejas y protestas de los ciudadanos. A lo mejor si viviéramos en los años ’90, su realidad sería totalmente diferente y el movimiento Make Instagram Instagram again no existiría.

En la actualidad, como consecuencia del uso de las redes sociales por miles de millones de personas en todo el mundo y por la capacidad de opinar de todo, en cualquier momento los usuarios de una red social se pueden rebelar contra los cambios en dichas plataformas. Y entonces es cuando los empresarios y dueños de las compañías deben actuar: o reculan totalmente, o no hacen caso a su audiencia o tiran por un camino intermedio, que es el que ha seguido Mosseri e Instagram.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Jesús de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.