Emprendimiento femenino y Work Life Balance ¿desafío o realidad

Emprendimiento femenino y Work Life Balance: ¿desafío o realidad?

Compartir este contenido

Aportaciones finales de Lorena Alonso, Directora de Serendipia Comunicación

Tras la pandemia el mundo laboral ha sufrido muchos cambios, las tendencias en las empresas ahora están marcadas por otras pautas entre las cuales el trabajo en remoto, la forma híbrida (50% teletrabajo 50% presencial) y sobre todo el Work Life Balance, práctica en la que cada vez se pone más atención. Se trata de una práctica que busca equilibrar la vida familiar y el trabajo para obtener un ambiente laboral más sano y eficiente. Se aplica correctamente en las empresas cuando cuentan con una serie de políticas internas en las que se apuesta por un trabajo responsable desde el punto de vista emocional de sus empleados.

Según esta práctica lo básico para que los integrantes de una compañía se sientan contentos y a gusto con lo que hacen, es encontrar el punto perfecto de equilibrio entre el horario laboral y la vida personal. Si existe este balance perfecto entre estos dos ámbitos, el Work Life Balance está funcionando correctamente. Pero, ¿cómo se puede lograr? Veamos.

5 tips para lograr un buen Work Life Balance

1.- Establece prioridades

Es importante tratar de modular la situación profesional haciendo evaluaciones cuidadosas. Pregúntate entonces si estás rindiendo al máximo, teniendo en cuenta que quedarse en la oficina hasta las 8 de la tarde no es necesariamente sinónimo de productividad. Es necesario evaluar tu situación y tras este análisis podrás tener una visión completa y encontrar la solución adecuada sobre cómo mejorar tu vida profesional para que no quite tiempo e importancia a la vida personal.

2.- Respeta el equilibrio de la vida laboral

Compartir con tu jefe tus dificultades y lo que se podría hacer para superarlas es el primero de los puntos clave para respetar el equilibrio de tu vida laboral. Si salir de la oficina a las 18:00 es el primer paso para estar satisfecha, elige salir a esa hora. Nos aseguraremos así de optimizar nuestras tareas y trabajar por prioridades para no quedarnos demasiado tiempo más allá de la hora establecida.

3.- Gestiona tu tiempo

Muchas personas hacen horas extras porque descuidan la gestión del tiempo. Se puede elaborar rápidamente una lista de tareas que hay que tachar, pero cuando se trata de asuntos personales muy a menudo los dejamos de lado para priorizar asuntos laborales. Si quieres gestionar mejor tu Work Life Balance tienes que dedicar tiempo al trabajo y a ti misma. Consejo: ¡Deja de hacer varias cosas a la vez! ¡Organiza y sobre todo prioriza!

4.- Aprende a decir «No»

Una respuesta positiva siempre es un error bastante grave cuando efectivamente no se tiene esta posibilidad. Aprender a decir «no» no es fácil, pero es totalmente constructivo para tu Work Life Balance.

5.- Persigue tus pasiones a través de un buen Work Life Balance

Una vez que te sientas cómoda con la gestión del tiempo y la capacidad de decir no, podrás optimizar tu vida profesional. En un mundo en el que la mayor parte del tiempo se pasa en el trabajo, es muy importante encontrar formas de seguir tus pasiones.

A algunas personas les apasiona la escalada, a otras las artes marciales… asegurarse de planificar el tiempo para dedicarse a lo que realmente nos apasiona, como cuando y desligarse completamente del trabajo, es vital. Pero también sentirse apasionada por lo que se hace en el trabajo proporciona, sin duda, un gran equilibrio. Cuando nos impulsa la pasión, ¡todo es mejor!

¿Qué pasa cuando somos nosotras las líderes de un negocio, cuando emprendemos? ¿Dónde, cómo y cuándo encontrar un buen Work Life Balance?

Emprendimiento femenino y Work Life Balance

Por Lorena Alonso

La pandemia ha cambiado el mundo de muchas mujeres, más de 18 meses en los que el mundo se paró, y lamentablemente en el campo laboral las mujeres salieron peor paradas que los hombres.  En estos meses el emprendimiento femenino y la reinvención para lograr una conciliación laboral y familiar real se ha convertido en un realidad, en una lucha para muchas mujeres que no siempre han podido elegir.

Grandes y pequeñas empresas tienen que hacer un esfuerzo para que exista un equilibrio entre lo personal y lo profesional, para que exista conciliación laboral y familiar tan ansiado y necesario.

El Work life Balance ha venido para quedarse, es innegable, y está muy presente en el emprendimiento femenino, donde las mujeres lideran sus negocios con objetivos empresariales claros y reales, pero también con unos objetivos personales muy definidos.

Según el estudio «Las Invisibles», de Malasmadres, el 53% de las mujeres autónomas con hijos e hijas se lanzó a emprender para poder conciliar y ante la falta de flexibilidad horaria de los trabajos por cuenta ajena. ¿Puede queda más patente la necesidad de que las empresas implanten el «Work Life Balance» en sus políticas?

Esto demuestra que el motivo de iniciar un emprendimiento para hombres y mujeres es diferente. Y el emprender por un motivo distinto, el buscar esta conciliación laboral y familiar, hace que apliquen distintas políticas para sus equipos. Quizás una empresa pequeña no pueda pagar un salario como una grande, de inicio, pero suele incluir algo muy demandado hoy en día «el salario emocional».

Las mujeres que lideran sus propios negocios no quieren para sus equipos lo que no querían para ellas en la empresa privada, luchan por un equilibrio imposible de lograr en otros ámbitos. Se han acostumbrado a trabajar con un plan, en el que tan importante es lo profesional como lo personal. Se acabaron las jornadas maratonianas en las que no puedes ver a tus hijos o ir al cine con tu pareja, porque no hay que olvidar que la conciliación laboral y familiar no es solo para los hijos, es un concepto mucho más amplio.

¿Es el emprendimiento femenino la solución?

El emprendimiento femenino se ha visto como una salida a un problema que hay en la sociedad y que pocas grandes empresas están tomando en serio. Pero también hay que decir, que emprender un negocio no es fácil y aunque puede ser la solución a largo plazo para conseguir un Work Life Balance, no siempre lo es a corto plazo.

Todos los principios son duros y hasta que un negocio empieza a rodar va a necesitar más de su creadora; por eso estos dos conceptos que idílicamente se vinculan «emprendimiento femenino y conciliación» no siempre van de la mano.

Uno de los mejores consejos que puedo dar a una mujer que se decide a dar el salto al emprendimiento es que se rodeé de otras mujeres, que tenga claro su objetivo y que optimice cada uno de los trabajos que debe de realizar en su día a día.

Al emprender somos mujeres orquesta, pero hoy en día existen multitud de herramientas que ayudan con la organización del trabajo, unir productividad con efectividad es clave. Yo recomiendo a mi equipo trabajar la planificación siempre de adelante hacia detrás. Estableciendo primero el objetivo al que hay que llegar y desgranar las tareas que hay que llevar a cabo para conseguirlo. Medir tiempos y estandarizar todos los procesos que podamos.

Y sobre todo hacer del Work Life Balance una forma de vida para nosotras y nuestros equipos. Es una realidad que cuando trabajamos a gusto somos más productivas y nuestro rendimiento es mucho mejor.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Ver más

  • Responsable: Jesús de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.