Jaume Ripoll, cofundador y director editorial de Filmin

Jaume Ripoll, cofundador y director editorial de Filmin: «Se intuye que la ventana de exhibición será de 45 días»

Compartir este contenido

Jaume Ripoll Vaquer, (Palma de Mallorca,1977) Licenciado en Dirección en ESCAC (UB). Co-fundador, Director editorial y de desarrollo de Filmin. Director Atlántida Film Fest. Productor. Guionista. Tras iniciar su carrera como director de documentales y videoclips compaginó su trabajo de articulista en prensa, revistas de tendencias y videojuegos, trabajando seis años en la empresa Manga Films. En 2005 entró a formar parte de la prestigiosa distribuidora de cine independiente Cameo para ejercer funciones de Director Editorial

En 2007 fue uno de los 3 fundadores de Filmin, el portal de referencia para el cine independiente en España, en el que ejerce de Director Editorial. La plataforma también está disponible en Portugal y México. Desde su creación Filmin ha obtenido el Premi Ciutat de Barcelona, el Premi Sant Jordi, el Premi Tendències de El Mundo, el Premio Diario de Mallorca y el Premio Time Out, el Premio Ramon Lllull como la empresa más innovadora del país entre muchos otros. Entre 2012 y 2018, Jaume Ripoll ejerció la vicepresidencia de EUROVOD, la primera asociación europea encargada de distribuir cine online que trabaja en los 28 países de la Unión Europea.

En 2010 Jaume Ripoll creó Atlántida Film Fest, siendo el primer festival de cine que ofrecía toda su programación íntegramente en Internet. Su undécima edición superó los 750.000 espectadores entre las sedes en las que se celebró Internet (Filmin) y offline (Palma de Mallorca). Asimismo el Festival se ha expandido internacionalmente con presencia en 6 países: Portugal, Grecia, Serbia, Bulgaria, Macedonia, Albania.

Jaume Ripoll ha participado como jurado en los festivales de Berlín, In-Edit o Sitges entre otros. Asimismo ha sido invitado a dar conferencias o talleres en los principales Festivales de Europa como son los de Cannes, Venecia, Berlín, Locarno, Rotterdam, San Sebastián, EuropaCinema Prague, Unifrance Paris, entre muchos otros. En la faceta docente fue director del máster de Distribución Online en la Universitat Oberta de Catalunya entre el año 2013 y 2017 además de ser profesor invitado de las Universidades UAB, UB, UPF, ESCAC, Carlos III y Universidad Camilo José Cela. En 2015 debutó en la producción con el trabajo «Barcelona, noche de invierno», un gran éxito de taquilla en España con más de 65.000 espectadores y 7 nominaciones a los Premios Gaudí.  

En los úlitmos años ha sido productor ejecutivo de títulos como la última ganadora del Festival de Málaga («Ojos Negros»), la ganadora de LesGaiCinemad («Samantha Hudson») o «Jean François i el sentit de la vida» (presentada en el Festival de Berlín) o la última producción de Agustí Villaronga («El ventre del mar», ganadora del Premio de la Crítica del Festival de Moscú).  Asimismo ha participado en la escritura del guión «Somos gente honrada», largometraje dirigido por Alejandro Marzoa, presente en la Sección Oficial del Festival de Málaga y premiado con 6 Mestre Mateo.

«La pandemia ha acelerado la preeminencia de las plataformas»

Filmin, plataforma de cine y series online, se creó en 2007. Tras catorce años de vida, ¿cómo resumiría su evolución hasta la actualidad?

Diríamos que ha sido un viaje de constancia, de gente obstinada, autocrítica y con afán de superación. Un viaje lleno de errores y aciertos, como supongo la gran mayoría de viajes comerciales. Yo antes decía que era como remar en un mar de madera, ahora creo que es un poco más sencillo que eso, pero las dificultades siguen estando aquí.

Es un viaje que nace en un marco de desconfianza generalizada y está ahora mismo en un proceso de efervescencia generalizada.

Para conocer un poco mejor la plataforma, ¿qué número de suscriptores tiene y cómo es su catálogo actual?

Es de sobra conocido que las plataformas, en general, no comparten los datos y permítame no compartir esa información. Sí diré que tenemos 15.000 títulos, el 70% son películas y largometrajes, y el resto series. Y la gran mayoría son europeos, más del 60% es contenido europeo.

¿Y por qué han apostado sobre todo por el contenido europeo?

Por vocación, porque al fin y al cabo, Filmin nace en el seno de una compañía de DVD, Cameo, en 2006-2007 empezamos a generar el germen del proyecto. Y nuestra apuesta entonces era una apuesta por trabajar, por luchar, por contribuir a que el cine que se rueda en Europa tuviera más y más público.

Entonces, desde esa convicción y de que la certeza de que mucho público quiere ver aquello que se hace aquí, creíamos que el foco debíamos ponerlo en Europa. Y porque de alguna manera, los que formamos parte de Filmin creemos mucho en el proyecto europeo. Y esa vocación se ha trasladado a la plataforma. 

La pandemia ha provocado que, más aún que antes, el entretenimiento y el ocio sea una actividad más casera. Desde hace años es más habitual ver películas y series solo o entre amigos en una casa que el consumo únicamente en cines. ¿Esto ha repercutido y de qué forma en que haya más suscriptores de Filmin desde 2020 que en los años previos? 

Sí, son datos públicos, nosotros doblamos la facturación el pasado año, en 2020 respecto al 2019, y en 2021 está por ver cómo creceremos. Es incuestionable que la pandemia ha acelerado el proceso de la preeminencia de las plataformas en el día a día de los espectadores.

La cuestión que queda por resolver es cuál será el día a día de las salas una vez demos carpetazo más o menos definitivo a la severidad de la pandemia. Hay un público que ha vuelto a las salas, otro que es muy reticente a volver, pero en cambio sí es un público que puede tomar cervezas, cafés, ir a restaurantes…

Por tanto, está por ver cuál es el comportamiento del espectador en un marco de normalidad, sea cual sea ese concepto.

«Es importante estar al lado de las salas de cine»

Sobre todo, ¿aumentan los suscriptores cuantas más restricciones hay y se nota que hay menos cuando es posible el ocio fuera de casa?

Es inevitable que si uno no sale de casa, vea la televisión, en plataformas, en televisión lineal, o lea más libros. Y nosotros en este país somos animales sociales mayoritariamente, nos gusta salir y por supuesto se nota cuando uno tiene menos restricciones. 

Eso no significa que las plataformas no puedan ser rentables en un escenario donde no haya restricciones, lo eran antes de la pandemia y lo son ahora cuando las restricciones, prácticamente en nuestro país, no digo que sean inexistentes, pero están muy lejos del nivel de intensidad de hace unos meses.

En cualquier caso, lo que tenemos que ver es cuál va ser el consumo establecido de los espectadores en ese nuevo marco. Pero es que el marco está cambiando, uno ve los datos de los países del centro y norte de Europa, y vemos que están cerrando salas de nuevo. Aún es demasiado pronto desgraciadamente para intuir cuál será el nuevo escenario.

Dado que el origen de Filmin fue posible gracias a la colaboración de productoras independientes: ¿cómo debe ser la relación entre plataformas online y la industria del cine y la televisión para que haya un win-win entre todos los “actores” involucrados? Pongamos el ejemplo de la denuncia de la actriz Scarlet Johansson a Disney por el estreno simultáneo en salas de cine y en Disney+ de su última película, Viuda negra.

No podría entrar a decir cómo lo deberían hacer los demás, puedo explicar cómo lo hacemos nosotros: básicamente colaborando y contribuyendo a la buena salud de todos los agentes del ecosistema. Filmin nació en 2008 estrenando una película simultáneamente. Por lo tanto, ya fuimos rompedores y vanguardistas. De 2008 a 2019, 11 años prepandemia, hicimos numerosos D&D, estrenos simultáneos en cine e Internet, en festivales pioneros online y festivales híbridos como Atlàntida Mallorca Film Fest. Todo esto, repito, antes de que la pandemia acelerase este proceso.

¿Cómo nos hemos comportado nosotros? Siguiendo estrenando en salas de cine en exclusiva. Filmin, a diferencia de otras plataformas, en los meses más duros de la pandemia decidió confiar en las salas y estrenar sus películas en las de cine. ¿Por qué? 

Porque creemos que es importante estar al lado de ellas. Y entendemos que cuanta más gente pueda trabajar y más posibilidades tengan los espectadores de ver aquello que quieran ver, mejor para todos, en beneficios de todos, de creadores, de productores y, por supuesto, de exhibidores.

Si me pregunta usted hacia dónde creo que irá, le diría: por un lado, las ventanas serán más cortas. La ventana es el tiempo que tarda una película en llegar de una sala de cine a Internet. Esa ventana de exhibición será más corta: antaño eran cuatro meses, ahora uno intuye que serán 45 días. Hemos pasado de 120 a 45 días, no hemos pasado oficialmente, pero el camino, el estado de la ventana va a ser esos 45 días.

Y  la cuestión, lo que queda por resolver, es qué pasará no con las películas fenómeno, no con The Avengers, Viuda Negra, Dune o 007, sino con las películas más pequeñitas. ¿Cuánto público van a poder recuperar del que tenían antes? Ahora vemos que Maixabel, Madres paralelas o El buen patrón se mueven alrededor de los 2,5 millones de euros, cuando antaño podían llegar a los 4 ó 5 millones de euros.

¿Ese del 30% al 50% de facturación que han perdido seremos capaces de recuperarlo en un futuro? Está por ver.

«Con tanta competencia, o te diferencias o desapareces»

¿Qué diferencias de posicionamiento de mercado tiene Filmin en comparación con plataformas de streaming como Netflix, HBO Max, Disney+ o Prime Video?

Nuestro catálogo es más diverso, más profundo, más rico en variedad y nuestra manera de comunicarlo es más ágil y pensamos más en el espectador, cómo poder descubrirle nuevo contenido. Creo que esos son elementos clave en el catálogo que tenemos y en cómo lo editorializamos.

Para comunicar este catálogo, el marketing es fundamental. Nos gustaría saber cómo plantean las estrategias de marketing de Filmin. ¿Qué puede contarnos sobre su visión y objetivos que se marcan para realizar campañas offline y online?

Aquí los planteamientos son diferentes. Unos son de branding, que son offline y online. Por otro lado, planteamientos de títulos exclusivos, largometrajes y series. Si estrenamos directamente en la plataforma tenemos que, no una sobreinversión, pero sí hacer una inversión importante para dotar de prestigio a esa película que llega directamente a Filmin sin pasar por salas de cine.

Y por otro lado está también la inversión que hacemos también en lanzamientos especiales cuando llegamos a un acuerdo con Metro Goldwyn-Mayer, con Universal, Sony, Paramount o el Festival Atlàntida.

Para esos mecanismos para título en concreto, marca o para un evento en concreto, el equipo de editorial y marketing, que somos unas 20 personas, trabajamos y planteamos qué tipo de estrategia es la más adecuada.

Un valor diferencial que debe tener toda empresa es “qué tengo yo que no tienen los demás”. Nos ha hablado de las producciones propias de Filmin. ¿Cuáles son los objetivos que se marcan cada vez que hay una producción propia?

Aquí no diferenciaría lo que es una producción propia de un contenido exclusivo. Nosotros estrenamos cada semana una serie, un largometraje de ficción y un largometraje documental en exclusiva. Y, además, al año estrenamos dos o tres producciones originales, 100% financiadas por la plataforma.

Los espectadores ya esperan eso de Filmin, el estreno exclusivo semanal, que es lo que nos diferencia, saber que ese título solo lo puedo ver en Filmin. Que Annette, la película de Adam Driver y Marion Cotillard, solo está en Filmin; que la segunda temporada de Todas las criaturas grandes y pequeñas, solo está en Filmin; que Doctor Portuondo, nuestro primer original, solo esté en Filmin.

En un entorno de tanta competencia, o te diferencias o desapareces.

En estos 14 años se ha evolucionado mucho en cuanto al pago de suscripciones para ver películas y series online. Recordamos la polémica generada con la denominada Ley Sinde y el cierre de Megaupload en 2012. ¿Qué ha cambiado para que en la actualidad sea mucho más habitual que se pague por ver contenidos audiovisuales online que en la década pasada? Parece que el “todo gratis”, aunque no ha desaparecido, sí se ha reducido mucho, ¿no?

La oferta. Si uno tiene una plataforma como la nuestra, como las otras, por un precio tan razonable, por no utilizar otro término, ¿para qué voy a gastar energías buscando en otra página que se verá peor, que tardaré más? Si pago una suscripción o la comparto con un amigo, con mi familia, con quien sea, tengo acceso a o mejor con una calidad insuperable, ya no tengo pensamientos de “tengo que descargármela de forma ilegal”. Creo que eso está superado en su gran mayoría, siempre quedarán excepciones, eso es obvio porque ya existía antes.

«2022 aún será un año de crecimiento»

¿Se puede hablar de que en la actualidad hay tantas opciones de ocio y para ver cine, televisión y documentales, en cualquier momento, dispositivo y lugar, que los consumidores pueden estar saturados incluso?

Sí, uno se siente abrumado, lidiamos muy a menudo con la sensación de no estar abrumado, con la sensación de no saber cómo gestionar la abundancia. Pero creo que ese sentimiento no solo se aplica a las plataformas, se aplica a nuestro día a día, desde la cantidad de información que recibimos, la cantidad de oferta de la que disponemos y el tiempo limitado que tenemos para poder gestionar todo eso.

La sensación al final es que hay muchas cosas que se nos escapan constantemente. Y con eso tenemos que aprender a lidiar a nivel sociológico.

¿Cuando tienen que lanzar novedades, tienen en cuenta la saturación del ocio para decir “no vamos a estrenar tanto como podríamos”?

No, para ser honestos no. Tenga en cuenta que es lo que le he dicho, una serie, un largometraje y un documental a la semana. Pero también colaboramos con muchísimos festivales de cine.

¿Qué pronósticos tiene para el año 2022 y qué objetivos se marcan en aspectos como suscriptores y ampliación del catálogo?

Nuestra apuesta para el año 2022 es reforzar todas las líneas maestras de 2021: el estreno constante de títulos exclusivos, que cada vez sea más notorio y con más inversión de marketing, creemos que es importante reforzar el área de marketing. Mejorar los aspectos tecnológicos donde es posible que hayamos flaqueado y que nos permita recuperar la confianza quizás de algunos que hemos perdido y ganar nuevos suscriptores. Y afianzar nuestro modelo de colaboración con festivales.

Creo que son ejes que vertebran la apuesta de la compañía. Uno puede que pensar que 2022 aún será un año de crecimiento, que el mercado aún no ha alcanzado el punto de madurez máximo, que aún hay mucha gente que no nos conoce, hay mucha gente que aún no tiene plataformas y de alguna manera a este público tenemos que llegar.

¿A un público sobre todo joven?

Y mayor, también a un público más adulto. Hay un público de más de 60 años, 70 años incluso, que no por limitaciones de conocimiento tecnológico, no han conseguido ver Filmin o no se han interesado por Filmin. Porque quizás eran reacios o creían que nuestra propuesta era más reducida de lo que realmente es. Creo que ahí tenemos una oportunidad para llegar a ellos.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Ver más

  • Responsable: Jesús de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.