autoestima empresarial para mujeres empresarias

Autoestima empresarial para empresarias: cómo aumentarla

Compartir este contenido

Aportaciones finales de Rebeca Pérez, CEO de Now to Top

Cuando hablamos de autoestima nos solemos referir a la capacidad de querernos, de respetarnos y de apreciar tanto nuestras fortalezas pero sobre todo nuestros esfuerzos y debilidades. Es cierto que de nuestra autoestima depende cómo nos percibimos, cual es nuestra opinión de nosotros mismos y define, o limita, aquello que seremos capaces de lograr. La autoestima se va forjando a lo largo de nuestra vida, es fruto de nuestras experiencias, pensamientos y creencias que se trasladan a todos los ámbitos, incluso el profesional y es justamente de ahí que surge el concepto de autoestima empresarial.

El éxito, y el fracaso, de una empresa, entendiendo por empresa no la estructura productiva dedicada a desarrollar una actividad económica y obtener lucro, sino desde el concepto de intento, depende directamente de nuestra actitud, y es precisamente la actitud la que nos permitirá afrontar las dificultades y, sobre todo, disfrutar de nuestros éxitos más grandes.

Una actitud positiva y realista nos permite siempre contemplar los problemas o trabas que puedan ir apareciendo en el camino profesional y no como retos de superación, en vez de como fracasos. Una vez resuelto el problema nos podemos sentir más capaces, más incentivados y ello hace que nuestra autoestima se fortalezca y nuestra autoestima empresarial, también.

Cómo cultivar la autoestima en el ámbito laboral

Una potente autoestima nos permite tener más seguridad para enfrentarnos con los retos y cumplir objetivos, generando actitud positiva, y así como consecuencia, crearemos un círculo de retroalimentación. Si por el contrario no nos sentimos muy motivados, dudamos de nuestras capacidades y cada dificultad, pequeña o grande que sea, se convierte en un muro infranqueable, entraremos en un círculo vicioso de negatividad que hará que cada vez nos sintamos más pequeños, y seamos menos eficaces. Entonces, ¿Cómo podemos cultivar una actitud positiva?

Nuestra actitud siempre determinará la importancia de todo lo que nos sucede, tanto las alegrías como las dificultades. Estamos acostumbrados a la idea de que existen dos formas de ver la vida: como un vaso medio lleno o medio vacío. La actitud positiva frente a negativa, optimismo contra pesimismo, actitud derrotista vs. Pro-activa… cuando, si lo pensamos, la realidad es que el vaso siempre está lleno: la mitad de agua y la otra de aire. Así que somos nosotros quien decidimos qué tiene más valor, si el agua o el aire: ambas están ahí, nosotros elegimos en cuál de las dos fijarnos.

Todo es para poder cultivar una forma sana de ver la vida, fortalecer nuestra autoestima empresarial, y sobre todo para tener la libertad de elegir en qué fijarnos, si en el agua o en el aire.

Las mujeres y su autoestima empresarial

Por Rebeca Pérez

Tengo una frase que siempre digo y es: “hagas lo que hagas 99% es actitud y 1% es habilidad, deja que tu manera de pensar trabaje a tu favor y no en tu contra”. Cierto es, creo ciegamente en ello. La actitud y la motivación puede hacernos mover montañas, ¿pero lo es todo, realmente?

En ciertas ocasiones, y más si tenemos la confianza en nosotras mismas baja o la autoestima dañada por algún suceso, por agentes externos que nos hayan afectado o porque nuestros objetivos no se estén cumpliendo de manera reiterada, es muy difícil tener una actitud positiva o la motivación necesaria para seguir luchando con la misma fuerza e intensidad. ¿Dónde está ahí nuestra autoestima empresarial o profesional?

Yo, personalmente, en muchas ocasiones, he tenido que buscar y rebuscar mi propia autoestima empresarial. ¿Sabéis a qué me refiero, verdad? Sí, sí… Son esas veces en las que parece que se ha escondido o se ha ido porque nada sale como queremos; pero, os aseguro que, la autoestima no ha desaparecido. Sólo tenía que encontrarla de nuevo, alimentarla, mimarla y cuidarla para que cogiera fuerza y que volviera a salir.

La importancia de alimentar nuestra autoestima empresarial

Por esto mismo, es muy importante centrarnos en lo que sí podemos controlar como es nuestra manera de pensar, nuestra actitud, nuestro esfuerzo o nuestra  propia determinación y, no, en lo que no podemos controlar y está fuera de nuestro alcance.

Debemos alimentar nuestra propia autoestima empresarial constantemente. Reforzándola con cada pequeño éxito, avance o logro; pero lo más importante creyendo en nosotras mismas, saber lo que valemos, apreciándonos y queriéndonos.

Cuando las cosas no siguen el camino que nosotras queremos o tenemos marcado, debemos intentar no frustramos, no pensar en exceso ya que nuestra autoestima en el ámbito empresarial, laboral y profesional se puede ver dañada por falta de confianza y las dudas que nos puedan entrar al no cumplir los parámetros que tenemos marcados hacia el éxito de los objetivos.

Entonces, ¿sabéis qué? Ahí es momento de sacar pecho y “aparentar” la mayor autoestima  que podamos para retroalimentarnos, pisar fuerte, sacar a la luz nuestro mejor yo, recuperar la confianza y con ello, poco a poco, la autoestima empresarial. Esto nos ayuda a empoderarnos, levantarnos, empezar de nuevo y a conseguir nuevos objetivos creyendo en nosotras mismas con más fuerza, si cabe.

Los límites en nuestros valores personales y profesionales

¡Aunque cuidado! También es muy importante que sepamos poner límites, conocer nuestros valores personales y profesionales, respetarlos en todo momento (pase lo que pase) para no cruzarlos y respetarnos a nosotras mismas. 

Por otro lado, debemos intentar en todo momento ser lo más objetivas posibles y entender que todos los retos, fracasos, caídas o no aciertos… son parte del camino y del aprendizaje, para forjarnos y llegar a ser las mujeres que, realmente, queremos ser.

Confía en ti, en tus habilidades y en tus recursos propios, personales y profesionales. Ni tú, ni yo, ni ninguna mujer está sola, ¡piénsalo! Si otras mujeres lo han podido hacer tú también… ¡Cree en ti! Ahí afuera hay grandes ejemplos de mujeres que te ayudarán a empoderarte y tener una gran autoestima en el ámbito laboral y personal que te llevará tan lejos como desees.

Pero no olvidemos que las “Super Woman” no existen y que, hoy en día, ya no son tan “sexys” esos estereotipos de mujer infranqueable como sucedía antes. Reconocer nuestras debilidades individuales, trabajar en ellas y bajarnos de los tacones para ser tal y como somos es la clave del éxito de las mujeres en la actualidad. Esto determinará la arquitectura de tu autoestima profesional empleando las emociones para influir y la razón para generar.

Claves de la autoestima laboral de las mujeres

Claves tu autoestima empresarial y profesional como mujer:

  • Reconoce tus debilidades, carencias y tropiezos; pero no saques el “látigo”
  • No dudes en pedir ayuda
  • Se positiva y planifica tu Ruta de Acción, paso a paso, con objetivos pequeños para llegar a dónde realmente quieres llegar
  • Empodérate con cada pequeño logro y refuerza las habilidades que posees
  • Disfruta de los altos y bajos del camino
  • Siéntete orgullosa de toda la trayectoria que ya has recorrido
  • Impregna cada poro de tu piel con tu propósito y lucha por él

¡Y lo más importante, no lo olvides nunca! Cree en ti, eres una gran mujer empresaria y profesional, llegarás tan lejos como tú te propongas. “Si tus sueños son grandes es porque tu capacidad de lograrlos, también, lo es”.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Ver más

  • Responsable: David de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.