La educación online en España en cifras

Situación de la educación online en España en cifras

Compartir este contenido

La irrupción de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC) ha transformado para siempre las reglas del juego de unos sistemas educativos que permanecieron inalterables durante siglos. Sepa cuales es la situación de la educación online en España en cifras

Antaño la transmisión del conocimiento requería de tres componentes:

– El aula como espacio físico.

– El docente como agente transmisor.

– Los libros como soporte del conocimiento.

En la actualidad los sistemas educativos han trascendido al espacio y a los soportes físicos y han dado un giro de 180 grados al rol del docente. Los sistemas tradicionales de enseñanza conviven con las metodologías formativas e-learning dando lugar a un ecosistema mixto en el que la enseñanza virtual está adquiriendo cada vez más peso.

Empecemos a ver cómo está la educación online en España ateniéndonos a las cifras.

El e-learning en cifras

Los métodos de enseñanza virtual no son una tendencia pasajera, sino la clave que está transformando de forma acelerada el modelo educativo tradicional y un factor que la comunidad docente debería tener en cuenta para adaptarse al nuevo escenario laboral de los próximos años.

En el año 2011, la industria e-learning facturó cerca de 35.600 millones de dólares y en el 2013 superó los 56.200 millones de dólares, lo que supone un crecimiento de un 55,2% en apenas tres años. En el 2015 alcanzó los 100.000 millones de dólares y su volumen de negocio no ha hecho más que aumentar, hasta los 255.000 millones de dólares en el 2017.

Para el 2019, se prevé que cerca del 50% de las clases en los centros de educación superior serán impartidas en la modalidad e-learning.

La clave de la expansión del e-learning

Las metodologías e-learning alcanzan a todas las esferas de la educación online en España: la educación primaria, secundaria, universitaria, la formación empresarial, la formación para desempleados y la impartida en escuelas de negocios.

Su expansión no cesa porque las necesidades de aprendizaje están aumentando de modo exponencial. Según Andrew Scott y Lynda Gratton, autores de La vida de 100 años. Vivir y trabajar en la era de la longevidad, el patrón “Formación, trabajo y jubilación” ha perdido su vigencia. Hoy la formación es un continuo en nuestra trayectoria laboral, lo que nos obliga a compatibilizar el proceso de aprendizaje permanente con la actividad profesional.

El crecimiento de las tecnologías de la información y comunicación -más conocidas como TIC- y el acceso a Internet ha consolidado la enseñanza virtual. Los expertos en esta temática señalan que la tendencia es la de cursar programas online en lugar de presenciales, por las ventajas que ofrece, entre las que destaca la flexibilidad, los contenidos a medida y, en muchas ocasiones, un precio más reducido que el de la enseñanza tradicional. Los cursos online, incluidos los MOOCs (Massive Open Online Courses), también han crecido exponencialmente y han supuesto una gran transformación en el escenario del e-learning.

Este auge también va unido a una mayor afluencia de universidades en Internet, que han ido ganando terreno en los últimos 15 años frente a las presenciales, pasando del 9 por ciento en el año 2000 al 15 por ciento en el año 2016. Se enfocan sobre todo a un perfil de estudiante más adulto que compatibiliza la realización de un grado, máster, posgrado o un curso con un trabajo o con otros estudios. La universidad Uned fue pionera en este campo. Desde su fundación, en la década de los años 70, se ha esforzado para hacer desaparecer la distancia entre los estudiantes y la propia universidad y, de hecho, como ellos mismos declaran, han logrado alzarse como la mayor universidad en nuestro país, con más de 260.000 estudiantes.

Igualmente, en España también destaca otras universidades online, como son la VIU (Universidad Internacional de Valencia), UOC (Universitat Oberta de Catalunya), la Unir (La Universidad Internacional de La Rioja), la Udima (Universidad a Distancia de Madrid) o la Universidad Isabel I de Burgos. La UOC se define a sí misma como la primera universidad en línea del mundo, con un total de 58.383 estudiantes en el curso 2016/2017, de los que ocho de cada diez trabajaban a la vez que cursaban sus estudios.

Por su parte, desde la UNIR señalan que representan un nuevo modelo de docencia online, con 1.350 horas de clase en directo a la semana, que pueden verse en directo o en diferido. La Udima es una institución creada en 2008, con un número de alumnos anual cercano a los 10.000. Como ellos mismos afirman, representan la tercera universidad a distancia de nuestro país, con una metodología basada en la formación a distancia y el uso de las últimas tecnologías de la información y la comunicación.

Y, por último, nos encontramos con la Universidad Isabel I de Burgos, cuyo rector define como una comunidad educativa de formación online en la que el alumno se sitúa en el centro de su aprendizaje, y que ofrece un método innovador y creativo basado en un contacto interactivo y constante con los profesores.

Másteres ‘online’

En lo relativo a los másteres, conviene recordar los datos publicados en el año 2014 por el Ministerio de Educación en su informe Datos y cifras del sistema universitario español, donde se ponía de manifiesto que en los últimos dos años se habría incrementado la demanda de másteres online en un 300 por ciento.

Este mismo informe ponía de relieve que en la franja que va de los 26 a los 30 años, el grueso que opta por estudiar en formato digital es del 28 por ciento; en la franja de los mayores de 30 años, el dato asciende al 63 por ciento; mientras que los más jóvenes –es decir, aquellos que no superan los 25 años– siguen prefiriendo los centros presenciales a la hora de cursar su primera carrera y tan solo un 9 por ciento lo estudian en línea. Este último dato se explica porque este colectivo desea disfrutar de una experiencia completa durante su etapa de estudiante y prefiere optar por una formación presencial.

En el ámbito de los cursos, están sobresaliendo sobre todo los conocidos como MOOCs, con toda la diversidad que plantean: nanomoocs, xmooc, cmoocs, transfermoocs, etc. Los MOOCs se definen como cursos online abiertos y masivos y, en muchas ocasiones, están estrechamente relacionados con contenidos digitales.

Precisamente, nuestro país lleva ya varios años destacando en el ámbito de los Moocs. Y, de hecho, así se puso de manifiesto en un informe elaborado por la Cátedra Telefónica de la UPF, en el marco del Cuaderno Red de Cátedras Telefónica, en el año 2014. Dicho estudio situaba a nuestro país dentro del grupo líder de países con más actividad en torno a los MOOCs.

Entre los datos más relevantes que este informe revelaba sobre la educación online en España destaca que más del 30 por ciento de las universidades españoles dispone de oferta de MOOCs. Aunque la dispersión de los grupos es grande, de tal modo que nos encontramos ante la situación de que tres universidades acaparan la mitad de la oferta de estos cursos.

Se trata de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad de Cantabria. En lo relativo a las plataformas destaca Miríadax, la primera plataforma iberoamericana de MOOCs. Esta iniciativa está impulsada por Telefónica Educación Digital desde enero del año 2013, con el objetivo de fomentar la difusión del conocimiento en abierto en el espacio iberoamericano de Educación Superior.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable David de Matías Batalla.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.