Samuel López-Lago, consultor en WeChange

Samuel López-Lago, consultor en diseño estratégico e innovación: »Innovar es ser creativo, aplicar nuevas tecnologías o nuevas maneras de hacer las cosas»

Compartir este contenido

Samuel López-Lago es consultor estratégico y de diseño. Diseñador, profesor y emprendedor compagina sus actividades como freelance con la docencia y la formación constante, clave para el éxito profesional. Profesional digital multidisciplinar que cree en la innovación como proceso de mejora personal y profesional para conseguir llevar a cabo de la mejor manera posible una idea de negocio.

En el siguiente artículo vamos a ver la estrecha relación entre Innovación y emprendimiento para Samuel López-Lago. Ha diversificado su carrera profesional enfocándose en el liderazgo, metodologías ágiles y diseño tanto a nivel de marketing como de planes estratégicos.

Samuel ha sido seleccionado entre los 300 líderes españoles en Innovación Tecnológica y Economía Circular por la Advanced Leadership Foundation (USA) y como líder de opinión en HBR Ascend Select, una iniciativa de Harvard Business Review

Tras observar una formación y experiencia tan diversa, ¿Cómo has llegado hasta aquí?

Soy Samuel López-Lago, un profesional digital multidisciplinar enfocado principal y no de manera exclusiva al diseño estratégico, la innovación, la gestión ágil de proyectos y la tecnología al servicio de las personas. A pesar de tener un trasfondo académico y profesional multidisciplinar sigo sintiéndome muy cómodo con la definición de diseñador por el sesgo hacia la acción, la capacidad de planificar basándose en hipótesis y la voluntad de tangibilizar las ideas y hacer que las cosas  funcionen.

Creo en el rol de la práctica del diseño orientado a contribuir a transformar el presente y construir el futuro. Trabajo principalmente analizando y resolviendo problemas complejos a los que nos enfrentamos en nuestra sociedad desde una cuádruple vía que aúna personas, tecnología creativa, negocio y estética (no necesariamente en ese orden, pero las personas siempre primero).

Entre mi formación especializada destaco las siguientes titulaciones: Master Certificate en Diseño de Sistemas y Liderazgo de Proyectos (Cornell University), Professional Program en Liderazgo y Transformación Digital (Massachusetts Institute of Technology), Professional Education Certificate en Sistemas Complejos (Massachusetts Institute of Technology), Master en Craft Design (Escuela de Organización Industrial), Master en Diseño en Ingeniería (Universidad de Córdoba), Master en Sistemas de Información (Universidad de Cádiz), Master en Administración de Empresas (Universidad Isabel I), Master en Liderazgo y Gestión de Equipos (Universidad Isabel I).

Fotografía por: Jorge Armestar. Cedida por Samuel López-Lago.

«Innovación tiene mucho que ver con observar soluciones que puedan aportar ventajas competitivas donde otros no las ven»

Viendo la relación tan estrecha entre emprendimiento e innovación, ¿Qué significado para ti tiene esta última?

Es posible que haya leído cientos de definiciones sobre la innovación, pero pocas he visto tan certeras como la del Department of Trade and Industry del Reino Unido, que nos apunta a que la “Innovación es explotar con éxito nuevas ideas”. Innovar es ser lo suficientemente creativo para ser capaz de aplicar nuevas tecnologías o nuevas maneras de hacer las cosas sobre lo que ya existe y lo suficientemente hábil como para llevarlo a la sociedad de manera efectiva. 

En lo personal, el término innovación para mi tiene mucho que ver con el hecho de observar soluciones que puedan aportar ventajas competitivas donde otros no las ven, dejarnos guiar por pequeños experimentos, basándonos  en aprendizaje a través de la experiencia y en el método científico, concebir el error como algo necesario (e intentar minimizar su impacto y consecuencias) y seguir una filosofía Kaizen, de mejora contínua. 

Además de esto, considero que es importante una actitud donde no solo nos atrevemos a proponer, si no que también tenemos el suficiente empoderamiento para liderar las iniciativas que ponemos encima de la mesa. Es por ello que para mí innovación y liderazgo son dos conceptos que tienen mucho que ver entre sí. 

Contando con la crisis económica a causa del COVID-19, ¿Qué visión tienes del panorama emprendedor/innovador actual?

España ocupa el puesto 14 de 27 países en el ranking de innovación en la Unión Europea según el último European Innovation Scoreboard (de este mismo año), lo cual nos situaría en “mitad de la tabla”. A pesar de haber subido cinco puestos con respecto al año anterior, queda mucho por hacer, ya que aún seguimos en el grupo de los innovadores moderados. Resulta preocupante ver que a pesar de no ocupar una mala posición de manera global, tenemos unos valores desfavorables en indicadores como “inversión en I+D en el sector empresarial” o “exportación de servicios intensivos en conocimiento”. 

Como miembro del Grupo de Trabajo de Diseño y Administración Pública del Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España este tema me preocupa especialmente, y es por ello que he estado participando en este 2020 tres publicaciones (dos de ellas centradas en soluciones ante la crisis del COVID-19 y una sobre innovación a través del diseño en las AAPP). 

Con respecto al efecto que tendrá la llamada “nueva normalidad”, es difícil medir el impacto. Es una situación dramática y para muchas personas va a suponer un golpe duro, y creo que la innovación debe centrarse en las personas y en asegurarse de que nadie se queda atrás. Por otra parte, lo que se ha dado en llamar economía de bajo contacto seguirá en alza. Repensaremos nuestros productos y servicios teniendo en cuenta minimizar y securizar las interacciones, tener en cuenta las nuevas restricciones o medidas de seguridad o crear estructuras que sean capaces de adaptarse a diversos contextos en los que se altere la “nueva normalidad” con potenciales etapas de confinamiento flexible. 

En breve no será raro que normalicemos lo que hasta ahora han sido experiencias piloto como conciertos virtuales a través de realidad inmersiva, personas al cuidado de otras que utilizan sistemas de video-vigilancia para monitorizar, el rediseño de sistemas hosteleros para garantizar la seguridad de trabajadores y clientes (manteniendo, por supuesto, que siga siendo una experiencia satisfactoria) o robots que reemplazan a humanos en interacciones especialmente peligrosas

«Además de mi desempeño profesional, disfruto mucho con la docencia»

Salta a la vista la proactividad e inquietud que demuestras, ¿En qué proyectos estás involucrado?

Además de mi desempeño profesional en varios proyectos disfruto mucho con la docencia, los cuales combino de manera habitual. Actualmente trabajo como partner consultor en WeChange, una firma israelí especializada en ofrecer soluciones personalizadas a organizaciones que quieren acelerar sus procesos de negocio utilizando para ello DevOps, Lean o Agile y que trabaja con clientes como Payoneer, Amdocs o eToro, donde nos enfocamos en el el posicionamiento del liderazgo ágil en mandos intermedios y en ejecutivos de nivel C. 

De igual manera trabajo como advisor para algunas empresas tecnológicas, como pueden ser Ubiquo Technologies, una firma dedicada  a la creación de soluciones globales y la exploración de interfaces poco convencionales bajo los paradigmas de accesibilidad universal e inclusión. También voy a comenzar a desempeñarme como Product Advisor en Trecone, una empresa especializada en el desarrollo de productos basados en datos que aportan nuevas fuentes de información de los usuarios, sectores y mercados a nuestros clientes en sectores como pueden ser el Fintech para clientes de Europa y América. 

Además de con tecnología he realizado proyectos con el sector artesano y he sacado varias colecciones de manera conjunta con Terracota, una firma de cerámica de vanguardia con la que ya hemos lanzado varios productos al mercado, siendo finalistas en los Premios Nacionales de Artesanía de 2017 y vendiendo nuestros productos en la tienda oficial del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. 

Como decía, la docencia juega un papel muy importante en mi práctica profesional. Soy instructor en el Digital Media Institute (Dubai-Singapur), profesor en el Departamento de Analítica web y usabilidad del Instituto Internacional de Marketing, profesor homologado por la Fundación INCYDE de la Cámara de Comercio de España y recientemente profesor colaborador del Máster Design on Screens de la Universidad Pontificia de Salamanca para el curso 2020/2021. 

«Lo antifrágil resulta reforzado tras ser impactado»

Desde una experiencia contrastada, ¿Qué consejos le darías a los futuros innovadores españoles?

Para mi, los pilares fundamentales tienen que ver con una actitud ágil en nuestras respuestas y con ser flexibles a nivel cognitivo, no teniendo miedo de equivocarnos siempre que podamos extraer un aprendizaje de ello. Adoptar una actitud “antifragil” resulta muy interesante. A diferencia de lo resiliente (que recibe un impacto y vuelve a su estado original), lo antifrágil resulta reforzado tras ser impactado o recibir presión. Tenemos que entrenarnos para salir reforzados de las adversidades, ya que en nuestro camino hacia innovar, nos encontraremos con muchas. 

Y por supuesto, ser consciente de que “todos” somos mejores que cada uno de nosotros individualmente, así que si quieres innovar, tiene mucho sentido aparcar individualidades y trabajar en equipo. Aunque sea como miembros individuales, creo firmemente en que tenemos la responsabilidad inherente de trabajar para hacerles el camino más fácil a las personas que forman parte de nuestro equipo. 

En la publicación “El ADN de los innovadores”,  Jeffrey H. Dyer, Hal B. Gregersen y Clayton M. Christensen sintetizaron de manera muy interesante cuáles eran las claves de una actitud innovadora, las cuales me gustaría recuperar retocándolas convenientemente para que se ajusten a lo que pienso. 

La primera de ellas tiene que ver con cuestionar, lo que permite tener la capacidad de desafiar al status quo y destapar nuevas posibilidades. 

La segunda, la de observar, nos permite adoptar una postura más analítica en la que podemos percibir detalles que de otra manera podrían estar pasándose por alto. 

Experimentar es fundamental para innovar, ya que la mejor manera de aprender es hacerlo a través de un prototipo que puedas testar con tus futuros usuarios, manteniendo de nuevo este modelo de aprendizaje constante. 

Exponerse a diversos estímulos, sociales, formativos, culturales. Personalmente he tenido la suerte de viajar (y vivir incluso) en un puñado de países, formarme en instituciones tan dispares como escuelas de arte, facultades de filosofía o escuelas de ingeniería y en cada una de ellas he recibido estímulos que me han ayudado a seguir preguntándome cosas. 

Y por último, y quizás más importante, conectar. Ser capaces de conectar problemas con soluciones. Ejercer como catalizador de pensamientos inconexos pero que, debidamente planteados y enmarcados dentro de una problemática concreta cobran sentido y nos permiten hacer la vida de las personas más sencilla. 

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Ver más

  • Responsable: Jesús de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.