Raquel Pérez, CEO de Solid Gear

Raquel Pérez, CEO de Solid Gear: “Si quieres llegar rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado”

Compartir este contenido

Es importante que las empresas hagan conscientes a sus clientes que para que un sitio web tenga éxito se requiere un diseño y un desarrollo excelente. En España, Solid Gear es una referencia. Su estrategia se basa en la frase «Si quieres llegar rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado».  

Una de las mejores empresa que se dedica al desarrollo software desde la parte del software es Solid Gear, empresa vallisoletana liderada por Raquel Pérez Bartolomé y que cuenta en actualidad con una cartera de clientes compuesta por empresas como Santander, Ferrovial, UEMC, Civitatis, Vaughan y Renault-Nissan. La empresa se enfoca en el desarrollo de sistemas que abarcan desde el desarrollo de aplicaciones móviles, hasta el desarrollo de paneles de administración web, desarrollo de servidores que dan soporte a toda la parte visual e infraestructura.

¿Quién es Raquel?

Raquel Pérez Bartolomé (Burgos, 1983) soy Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad de Valladolid y máster en Comercio Internacional por ESIC.

Soy CEO de Solid GEAR Projects desde 2016.  Entre otras tareas dentro de Solid GEAR realizo la captación, definición y el seguimiento de proyectos de desarrollo de software. En estos proyectos ayudo a conceptualizar y traducir funcionalidades en requisitos tecnológicos. Además, soy la responsable de la RSC y del equipo de SG.

Colaboro en numerosas conferencias e iniciativas, tanto como ponente como co-organizadora, destacando el proyecto Stem Talent Girl, mentora en el programa Sek Lab o profesora en un Máster de EOI.

«Cada año desarrollamos más de 30 nuevos sistemas para nuestros clientes»

Háblenos de Solid Gear. ¿A qué se dedica?

Solid Gear Projects es una empresa vallisoletana dedicada al desarrollo de software formada por un equipo técnico apasionado por su trabajo con más de 8 años de experiencia.

Cada año desarrollamos más de 30 sistemas nuevos para nuestros clientes, nacionales e internacionales. Cada uno con una temática distinta, no hay dos proyectos iguales. Estos sistemas abarcan desde el desarrollo de aplicaciones móviles, hasta el desarrollo de paneles de administración web, desarrollo de servidores que dan soporte a toda la parte visual e infraestructura.

Si algo nos diferencia es nuestra capacidad de formar equipo con nuestros clientes, ambos tenemos un objetivo común: desarrollar un producto que cumpla las expectativas de los usuarios finales y las de negocio.

Para nosotros es clave conocer a qué público está dirigido el software, por qué lo usarán y cómo, además de los objetivos del negocio. Esta información nos permite ser un excelente compañero de viaje de nuestros clientes y, desarrollar una solución: segura, escalable, intuitiva y priorizar aquellas funcionalidades que aportan más valor al negocio. 

En pocos años han logrado llegar a una facturación anual superior al millón de euros. ¿A que se debe este éxito?

Nuestro éxito es un éxito de equipo, siempre que tengo la ocasión lo subrayo. En Solid GEAR nos sentimos muy orgullosos de trabajar desarrollando soluciones que se usan muchos de los sistemas que desarrollamos los usan cientos de miles de usuarios.

Periódicamente nos paramos a pensar cómo podemos mejorar como empresa organizativa y tecnológicamente. Nuestros clientes confían en nosotros como socio tecnológico por tanto nuestra obligación es estar actualizados, saber traducir sus necesidades e inquietudes en productos tecnológicos y, además, sugerir y sorprender. Somos un miembro más del equipo, empatizamos con nuestro cliente y le sugerimos desde el prisma de la tecnología cómo encarar sus proyectos para que sean una realidad en el corto plazo.

Fruto de este buen hacer es la cifra de facturación, de la que estamos muy orgullosos, así como los más de 8 años de empresa y la media de 30 proyectos finalizados anualmente. La cifra de negocio nos sirve de reconocimiento y nos alienta a seguir trabajando en la misma línea.

«Nuestras buenas prácticas tienen el punto de partida en poner en el centro a las personas»

¿Que hay de Raquel tras este éxito? ¿se reconoce usted misma tras los procesos y la cultura empresarial de Solid Gear?

Desde muy pequeña he jugado y he sido entrenadora de baloncesto, el baloncesto es un juego eminentemente de equipo, para mi si hay algo, de nuevo, que define Solid GEAR es el equipo.

Como dice un proverbio africano: “Si quieres llegar rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado” Esta es la filosofía de Solid GEAR, somos 30 profesionales cada uno tenemos unas habilidades y unas inquietudes, si bien compartimos un objetivo: desarrollar soluciones software que cumplan nuestras buenas prácticas.

Nuestras buenas prácticas tienen el punto de partida en poner en el centro a las personas, desarrollamos para que los usuarios finales cumplan un objetivo. Nuestros clientes trabajan codo con codo con nosotros, se integran en el equipo de ingeniería, como no puede ser de otra manera. Necesitamos conocer de primera mano las necesidades de negocio, nos ayudan a tomar mejores decisiones técnicas y negocio tiene que estar actualizado con los tiempos del equipo de ingeniería y de la evolución del proyecto.

Por supuesto, nuestras buenas prácticas incluyen métricas de calidad de software, automatización de despliegues o testing así como validaciones de diseño y funcionalidades periódicas. Pautas que garantizan que publicamos soluciones con mínimas desviaciones en expectativas, tiempos e incidencias. Siempre tenemos presente que nuestros desarrollos los usaran en muchos casos cientos de miles de usuarios, en otros son aplicaciones financieras en las que una mínima desviación tiene grandes implicaciones, es decir, garantizar la calidad a diferentes niveles.

Como CEO de Solid GEAR mi responsabilidad es ser directora del equipo, trabajar en que todos los miembros del equipo estemos alineados, velar porque la empresa siga el rumbo que queremos, a veces, el día a día nos supera y corremos el riesgo de perder de vista el rumbo. Y mi responsabilidad por encima de todas es cuidar a mis clientes, tanto los internos, mis propios compañeros, como los clientes al uso. Gran parte de mi tiempo lo dedico a hablar con ellos, conocer sus inquietudes, necesidades y poner en práctica acciones para cumplirlas. En Solid GEAR estamos muy orgullos de contar con una empresa estable en profesionales y con una alta tasa de recurrencia en clientes; quien confía en Solid GEAR, ¡repite!

«No tenemos límites geográficos ni de tamaño de cliente»

Ya tienen en su portafolio de clientes a empresas como Renault, Ferrovial o el Banco Santander, ¿cuál es el siguiente paso?¿se plantea límites?

Así es, grandes empresas confían en nosotros, otro dato del que estamos muy orgullosos es de la dispersión de nuestros clientes, además de clientes nacionales contamos con clientes en Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Singapur. También es representativo la variedad de sectores en los que trabajamos desde el sector financiero a iOT, medios de comunicación, industria 4.0, textil o agroalimentación, entre otros.

Para nosotros no existen límites ni geográficos ni sectoriales ni de tamaño de cliente. Con cada nueva oportunidad analizamos qué espera el cliente, en particular qué tecnologías son las que el proyecto demanda. Si en tecnología estamos alineados, sabemos que podemos aportar valor y lo aportaremos.

Nuestros clientes son nuestros mejores comerciales, tenemos una tasa de recurrencia de clientes del 80%, así como numerosos casos de éxito fruto de recomendaciones de clientes. Nuestro siguiente paso es seguir creciendo, creciendo en facturación y en tecnología..

¿El hecho de ser mujer le ha condicionado para desarrollar su proyecto o no ha notado más dificultad de las que se tienen normalmente?

Sí es cierto que en mi experiencia laboral en muchas ocasiones he sido y soy la única mujer en los equipos de trabajo y en las reuniones. En mi etapa universitaria no noté este hecho, en Ingeniero de Telecomunicación había mayoría chicos, sin embargo, no era algo tan llamativo como lo está siendo en mi etapa profesional.

Haciendo retrospectiva siento que he tenido oportunidades laborales reconocimiento de mi esfuerzo y trabajo. En particular, dentro de Solid GEAR Projects he asumido diferentes responsabilidades hasta que en 2016 me pidieron y confiaron en mi un nivel más de responsabilidad pasando a ser su CEO.

 En resumen, a título personal no está siendo un condicionante ni positivo ni negativo. Mi evolución profesional está siendo fruto del día a día y de los retos que he querido y quiero asumir. Creo que es importante normalizar el hecho de que las oportunidades están disponibles para todos y que todos podemos asumirlas y cumplir los objetivos fijados, no solo cumplirlos sino superarlos.

«El principal consejo es ese, que no hay límites»

¿Que aspectos de su dirección y liderazgo destacaría?

Como no puede ser de otra manera cada uno inculcamos en nuestro día a día nuestra forma de ser, en mi caso en particular ya lo he comentado anteriormente el ser jugadora de equipo. Es importante escuchar, escuchar a todo el equipo para poder tomar las mejores decisiones con toda la información que contamos. Asimismo, fijar

Cuando juegas en equipo es importante que todos los miembros conozcan los objetivos, el rol que se espera, conocer la información actualizada y lo que es más importante aún, que se sientan con voz y voto, es decir, escuchar al equipo. Remar todos en la misma dirección es clave como también lo es que si alguien conoce una forma diferente de actuar, un camino distinto que seguir para llegar al objetivo lo debata con el resto como un miembro más.

Ese es mi objetivo y mi forma de trabajar, hacer sentir importante a todo el equipo y animarlos a sacar lo mejor de ellos.

Defínase en una palabra.

Valiente.

Además de sus cualidades de directivas destacada por sus cualidades de líder y de ser un ejemplo para otras mujeres, como lo podemos ver en su faceta de mentoring en STEM. ¿Cuál es el principal consejo que le daría a las mujeres jóvenes de emprender?

Así es, como comentábamos es notable la diferencia en número de profesionales masculinos y femeninos en sectores STEM en general y en el sector del desarrollo de software en particular.

En Solid GEAR somos conscientes de esa realidad y nos hemos propuesto como equipo colaborar. Aportamos visibilizando nuestra profesión, difícilmente ningún estudiante va a querer ser Ingeniero si no sabe qué hace un Ingeniero, nosotros damos ejemplos de nuestro día a día y además realizamos talleres para que vivan en primera persona el ser Ingeniero.

En mi caso en particular además soy mentora y colaboro dando charlas en el marco del programa STEM Talent Girl así como con la Universidad de Valladolid, entre otras iniciativas. La línea es la misma, visibilizar que cada uno podemos llegar donde nos propongamos.

El principal consejo es ese, que no hay límites. Cada uno debemos buscar aquello que nos apasione y en eso seremos buenos. Cuando realizas un trabajo que disfrutas, que te apasiona tu misma eres quien quieres mejorar, aprender, evolucionar, seguir creciendo y quien busca asumir nuevos retos.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable David de Matías Batalla.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.