modelo de negocio de Airbnb. Foto de Filios Sazeides en Unsplash

El modelo de negocio de Airbnb: ¿sobrevivirá al coronavirus?

Compartir este contenido

¿Qué pasará con el intercambio de casas tras el coronavirus? ¿Sobrebvivirá del modelo de negocio de Airbnb a las consecuencias de la pandemia? Es una de las muchas preguntas que sobrevuelan sobre uno de los gigantes de la nueva economía, esta empresa de gestión de alquileres vacacional.

La compañía y sus competidores como booking.com han transformado el mercado de los alojamientos para viajes en los últimos años, remodelando vecindarios y ciudades enteras en el proceso, ya que los alquileres a corto plazo se extendieron por partes del mundo muy turísticas. Pero con el turismo en estado de paralización por la Covid-19, las economías nacionales tambaleándose, y las actitudes del público sobre el espacio compartido muy cuestionadas, las perspectivas de esa industria son ahora poco claras.

¿Será rentable el modelo de negocio de Airbnb tras la pandemia?

¿Seguirá siendo viable del modelo de negocio de Airbnb tras la pandemia de Covid-19? En el futuro inmediato, las cosas se ven muy mal. En todo el mundo, las reservas de la Airbnb han caído en picado. Los analistas de datos de AirDNA dijeron para Bloomberg, que las reservas en toda Europa se derrumbaron en marzo, cayendo un 80% comparado con el mes anterio. Con el pasar de los meses y entrados ya en verano, la situación no es mucho mejor.

Para capear la crisis, Airbnb ha cancelado todas las actividades de marketing (a pesar de tener estrategias que optimizan sus inversiones basadas en Growth Hacking), ha suspendido temporalmente los salarios de sus fundadores y ha reducido a la mitad los salarios de los altos ejecutivos. Ha parado todas las contrataciones menos las esenciales, puede posponer la salida a bolsa y no ha descartado los despidos. «Airbnb se enorgullece de ser resistente y construida para soportar tiempos difíciles, estando haciendo todo lo posible para fortalecer su comunidad y su compañía», como comentan fuentes internas a los medios de comunicación.

En una rápida respuesta ante tales circunstancias generadas por la pandemia de la Covid-19, Airbnb ha ofrecido la cancelación total de cualquier reserva de pre-cierre hecha para estancias hasta el 31 de mayo. Lo que no gustó a los anfitriones, que pensaban que las políticas de cancelación que habían acordado con los huéspedes se mantendrían.

«Si permitíamos que los huéspedes cancelasen y recibiesen un reembolso, sabíamos que podría tener consecuencias significativas en su vida. Pero no podíamos permitir que los invitados y anfitriones se sintieran presionados de ponerse en situaciones inseguras y crear un peligro adicional para la salud pública».

Brian Chesky, Fundador de la compañía

Movilización para superar la crisis

Por ahora, muchas de esas casas o residencias no alquiladas actualmente están siendo puestas para un buen uso. Los anfitriones de corta estancia en todo el mundo han ofrecido estancias en más de 100.000 unidades a personas necesitadas. Ya sea para el personal médico, como por ejemplo en Italia, o para los residentes sin hogar de ciudades como Barcelona. Aquí, la ciudad ha llegado a un acuerdo para alquilar 200 apartamentos de corta estancia para permitir que las personas que de otro modo estarían en la calle se aíslen.

Más allá de eso, hay muchas maneras en que la situación podría evolucionar cuando la crisis inmediata retroceda y valorar realmente si el modelo de negocio de Airbnb saldrá con vida de la pandemia. Hasta ahora, Airbnb ha sido un negocio rentable… ¿pero a partir de ahora lo será?

El resurgimiento rural y el modelo de negocio de Airbnb

Si a medida que la crisis se estabiliza se levantan los cierres y se reanudan algunos viajes, la lista de viviendas compartidas en las ciudades podría no ser la primera en revivir.

«Creo que en las zonas rurales más aisladas, es probable que Airbnb sea bastante resistente. Podría darse el caso de que no veamos una recuperación verdaderamente sostenida en los visitantes extranjeros hasta bien entrado el año 2021, y el mercado que se recuperará más rápidamente podría ser el mercado nacional de ocio».

Marie Hickey, Jefa de investigación comercial de la consultora inmobiliaria británica Savills.

Mientras que la gente podría ser más cautelosa de viajar a otros países, los urbanitas que han estado encerrados en casas de la ciudad bajo llave pueden aprovechar la oportunidad de viajar a algún lugar cercano para tener algo de espacio abierto y aire fresco una vez que sea seguro hacerlo.

El largo camino de vuelta a la normalidad

Pero hay otro posible resultado: que esta masiva conmoción global en la vida de millones de personas termine, a largo plazo, cambiando poco. «Hubo mucha discusión durante las epidemias de SARS y MERS sobre cómo podría cambiar el comportamiento de la gente» dice Michael O’Regan, un profesor titular de Marketing en la Universidad de Bournemouth (Reino Unido). «Pero las cosas terminaron volviendo a la normalidad bastante rápido. No creo que el Covid-19 sea un golpe fatal. Creo que mucha gente volverá a ser anfitriona».

Ninguno de esos brotes mundiales tuvo un alcance tan grande como la pandemia de Covid-19, por supuesto, y la crisis actual aún no ha alcanzado su punto máximo, pero cuando los casos empiecen a disminuir, podría haber una intensa presión por parte de las ciudades y de las personas hambrientas de ingresos para que vuelvan al negocio lo antes posible. En Ámsterdam, por ejemplo, la pandemia le está costando a la ciudad 1.600 millones de euros al mes. Con gran parte de eso perdido en hoteles, restaurantes y catering, mucha gente no se preocupará por el exceso de turismo por un buen tiempo.

Pero la pandemia del coronavirus podría también revelar algo totalmente distinto: que el impacto de la plataforma puede haber sido exagerado, y que los cambios detectables en determinados barrios afectados por Airbnb pueden no ser suficientes para afectar los niveles de alquiler en toda una metrópoli.

En ciudades con una demanda de vivienda tan alta como Londres, que tiene aproximadamente 900.000 hogares de alquiler, podría ser necesario que muchos miles de ex miembros de Airbnb busquen inquilinos permanentes para que haya algún efecto perceptible en los niveles de alquiler de toda la ciudad.

Con todo ello, ¿seguirá siendo rentable el modelo de negocio de Airbnb cuando finalice la pandemia?

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable David de Matías Batalla.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.