pagos digitales en paginas webs

Más del 90% de las principales webs europeas siguen cometiendo errores básicos en los flujos de pago

Compartir este contenido

El 94% de las principales páginas web de comercio electrónico europeas cometen cinco o más errores básicos en sus procesos de pagos. Esta es la conclusión a la que ha llegado Stripe tras el estudio “Estado de los procesos de compra europeos en 2021”.

El estudio que ha llevado a cabo entre las 800 páginas web más importantes de Reino Unido, Alemania, Francia, España, Suecia, Italia, Polonia y  Países Bajos. Así, el informe de Stripe ha descubierto errores básicos en los procesos de pago de muchos de los sitios web más visitados del mundo.  

Los consumidores europeos esperan una experiencia de pago rápida e intuitiva, y el 21% afirma que abandonaría una compra si le llevase más de un minuto realizarla. Las webs no superan esta «prueba del minuto», ya que el 44% de los consumidores afirman que, de media, tardan más de tres minutos en completar una transacción. Como resultado, casi uno de cada cinco (17%) de los compradores por Internet ha abandonado una compra en el último año debido a la duración del proceso de compra. 

El estudio realizado por Stripe muestra algunos de los errores más comunes como no ofrecer alternativas en el pago y no admitir monederos electrónicos como Apple Pay y Google Pay, no proporcionar un teclado numérico para introducir los números de las tarjetas en dispositivos móviles así como permitir el envío de transacciones con números de tarjeta o fechas de caducidad incorrectas. 

Dado que se abandona el 68% de los carritos de compra online, corregir los errores básicos en el proceso de pago y eliminar todas las posibles fricciones durante la transacción puede suponer un gran aumento de las ventas, especialmente a medida que aumenta el comercio online. 

Obstáculos para comprar online

El estudio detalla algunos de los errores más comunes que cometen las webs analizadas y que se convierten en obstáculos innecesarios para los usuarios cuando realizan compras online: 

  • El 42% de las webs ha cometido al menos tres errores al formatear la información de pago o al mostrar mensajes de error. Dos de estos fallos son por ejemplo no avisar a los clientes cuando introducen un número de tarjeta no válido o cuando intentan pagar con una tarjeta caducada.
  • El 61% no admite la función de autocompletar la dirección y el 9% no admite ni la función de autocompletar la dirección, ni la función de autocompletar por defecto.
  • El 10% de los procesos  de compra no permiten a los clientes utilizar su dirección de facturación como dirección de envío.
  • El 75% no permite a los clientes guardar su información de pago para utilizarla en el futuro.

Páginas no optimizadas para móviles

Más de un tercio (37%) de los consumidores afirman que realizan la mayor parte de sus compras desde un dispositivo móvil, por lo que adaptar el proceso de pago a la pequeña pantalla es fundamental. Aun así, gran parte de las webs analizadas por Stripe ofrecen experiencias móviles deficientes: 

  • El 89% de las transacciones analizadas no son compatibles con Apple Pay, y el 85% no son compatibles con Google Pay.
  • El 20% no ofrece un teclado numérico para introducir la información de la tarjeta en el móvil.

Las ventas europeas se quedan en el olvido

La gran mayoría de los principales sitios web de comercio electrónico europeos dificultan el pago a usuarios de otros países europeos, lo que supone una pérdida de ingresos. Esto se debe a que el 17% de los consumidores afirma haber abandonado una transacción en el último año porque su método de pago preferido no estaba disponible. Así pues, las empresas deben adaptar los métodos de pago que ofrecen a la ubicación de sus clientes. Por ejemplo, solo el 40% de los pagos que se hacen por Internet en Europa se efectúa con tarjetas de débito o crédito. Las transferencias bancarias son el método de pago más utilizado en Alemania y casi un tercio de los clientes italianos prefiere pagar con sus monederos digitales.

Fuente: Stripe

«El más mínimo fallo durante el proceso de pago puede suponer una importante pérdida de ingresos, por lo que incluso los principales portales de comercio electrónico del mundo se esfuerzan por perfeccionar sus sistemas de pago. Reunir un formulario de pago sencillo, ofrecer las opciones de pago adecuadas para cada consumidor  y hacer que toda la experiencia sea compatible con los dispositivos móviles, requiere mucha atención y una adaptación casi constante.» 

Borja Santos, Responsable de Stripe para España y Portugal:

Sobre Stripe

Stripe es una empresa de tecnología que crea la infraestructura económica para Internet. Empresas de todos los tamaños, desde empresas de tecnología en crecimiento como Deliveroo y Doctolib hasta empresas públicas como Uber y Amazon, utilizan el software de Stripe para aceptar pagos online y realizar operaciones financieras técnicamente sofisticadas en más de 120 países. Con sede en San Francisco y trece oficinas globales en Norteamérica, Europa, Australia y Asia, Stripe ayuda a las nuevas empresas a generar y aumentar sus ingresos, y a las empresas establecidas a acelerar su entrada en nuevos mercados y lanzar nuevos modelos de negocio. A largo plazo, Stripe pretende aumentar el PIB de Internet.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Ver más

  • Responsable: David de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.