Gloria Martínez, CEO del club privado Locas y Valientes

Entrevista a Gloria Martínez, CEO de Locas y Valientes: “Mi sueño es que todas las niñas crean que SÍ es posible decidir qué vida quieren vivir y cómo hacerlo, independientemente de sus circunstancias”

Compartir este contenido

“Quiero, puedo y me lo merezco” son los únicos verbos que deberían de acompañarnos durante nuestro camino tanto a nivel personal como profesional. Es más: habría que conjugarlos siempre en presente en el “aquí y ahora” porque es justamente ahí cuando se pueden poner en marcha los cambios que queremos ver en el mundo de cara a futuro. Vivir y trabajar con propósito, nuestro personalísimo propósito, es el único dogma al que merece la pena ceñirse. ¿No creéis?

Probablemente, entender perfectamente cuál es nuestro propósito, la razón por la cual somos lo que somos y hacemos lo que hacemos, es un trabajo largo y tedioso. Aun así el viaje de descubrimiento hacia la verdad, la nuestra, merece la pena porque la satisfacción de vivir tal y como queremos y sentir que estamos perfectamente alineados con nuestro propósito vital, no tiene precio.

Así que yo diría: “Encuentra tu propósito y hazlo lo mejor que puedas”. Y si en este camino descubrimos que la sororidad femenina circular, la que está compuesta por muchas mujeres que se dan la mano y colaboran, es el legado y la huella que queremos dejar en este planeta entonces nos encontraremos con muchas más mujeres de las que creyéramos fuese posible encontrar.

Hoy conocemos a una de ellas: Gloria Martínez, CEO de Locas &Valientes, un club privado de negocios para mujeres inconformistas en el que se ha creado un verdadero espacio de capacitación empresarial y de auto liderazgo femenino.  

Tras 10 años de trabajo por cuenta ajena en grandes empresas como UOC, Coca-Cola, etc. y ocupando distintos puestos de dirección en las áreas de marketing y comunicación, Gloria decidió apostar por sí misma. Deseaba pasar más tiempo con sus hijas y necesitaba desarrollar un proyecto más personal en el que realmente creyese: crear y transformar negocios y vidas. Rebelde, luchadora y realista, Gloria nos confiesa que: “Mi visión del Emprendimiento femenino es que hay que fomentar más la acción, la toma de decisiones, el liderazgo”. Conozcámosla más a fondo…

«En tumentora.com he conectado con mi propósito vital»

¡Bienvenida a este espacio femenino, Gloria! Un placer charlar hoy contigo. Me gustaría que empezásemos esta charla con una imagen, la de una oruga y una mariposa. Dicen que: “Y justo cuando la oruga pensó que era su final se convirtió en mariposa” (cit.); bajo esta perspectiva, me gustaría que me hablases de tu época de oruga, de tu background profesional y personal antes de llegar a convertirte en mariposa. ¡Adelante!

Fui una oruga afortunada porque la transformación a mariposa estuvo más motivada por la voluntad de mejorar que de huir. Profesionalmente hay 2 grandes etapas en mi vida: el trabajo por cuenta ajena (en empresas como Coca-Cola o la Universitat Oberta de Catalunya) y el emprendimiento, con 2 empresas simultáneamente que siempre resultaron rentables.

Mientras trabajé para otros, reconozco que disfruté y no sentía que debiese estar en otra parte. Pero llegó la maternidad, por triplicado: primero una niña y al cabo de un año, ¡gemelas! Empecé a plantearme la posibilidad de emprender para poder adaptar mi jornada a las exigencias de la crianza.

Y desde estas circunstancias tan exigentes, se forjó una parte importante de mi diferenciación como mentora: proponer sistemas eficientes y rentables, enfocándome a los resultados de forma realista y optimizando al máximo los recursos disponibles.

Pero la verdadera transformación “en mariposa” ocurre 10 años después de emprender, cuando decido transformar mi modelo de negocio y digitalizarlo al 100%. Es en tumentora.com donde he conectado con mi propósito vital, mi vocación de servicio y mis fortalezas y talentos profesionales. Y ahí sigo, desplegando y fortaleciendo mis alas para volar más alto y guiar a otras orugas en su transformación a mariposa.

Hablamos entre mujeres y de mujeres hoy: ¿Si te dijese ahora “hijas y empresas”, que me comentarías?

Fui una auténtica privilegiada en temas de conciliación: en el 2001, ya pude teletrabajar media jornada. ¡Esto no era nada habitual en este país! Pero yo quería todavía más libertad, más autogestión de mi tiempo.

El debate interno era si coger la vía fácil de un sueldo seguro y seguir en piloto automático o darle un giro de 180º a mi vida profesional. Decidí lanzarme a la aventura de emprender, con 3 niñas pequeñas. La versión oficial en ese momento fue la conciliación, pero a día de hoy creo que había mucho más: necesidad de autorrealización, de contribución social, de más creatividad…  

Suelo hablar poco de esto pero me siento especialmente orgullosa de las decisiones valientes que tomé en mis 2 empresas, a nivel organizativo, para ser coherente conmigo misma. No quería para mi equipo algo que no quería para mí, y yo quería estar con mis hijas.

Así que en 2005 ya promovía medidas de conciliación e igualdad a través de horarios flexibles y una jornada compatible con las necesidades familiares. Tuvimos que hacer una gran labor educativa para que nuestros clientes lo entendiesen.

De esta época aprendí que todo era posible y que la actitud y la determinación son clave.

«En el emprendimiento femenino hay que fomentar la toma de decisiones»

Profundizamos más el aspecto empresarial. Trazamos un hilo juntas entre los conceptos de “Visión empresarial y emprendimiento femenino”…

Voy a ser sincera: jamás fui consciente de querer aportar algo al emprendimiento de género. Porque francamente yo no siento que haya vivido grandes injusticias por el hecho de ser mujer. Pero cuando empecé a trabajar día a día con emprendedores, sin distinción de género, me di cuenta de que realmente las motivaciones y el contexto en ambos casos era muy diferentes.

En general un hombre emprende con una gran idea, motivado por el éxito económico; y las mujeres solemos emprender desde una realidad distinta. La realidad es que pensamos “en pequeño” porque en general el contexto es más limitante, por ejemplo en cuestión de tiempo.

Me preocupa que el emprendimiento en femenino se esté centrando demasiado en pilares como la inspiración, el apoyo emocional y la formación. Siento que esto puede acabar convirtiéndose en un placebo y generar la falsa sensación de estar “ocupada” aprendiendo, formándose, compartiendo…

Mi visión del Emprendimiento Femenino es que hay que fomentar más la acción, la toma de decisiones, el liderazgo. Y por supuesto, orientarse a resultados. Hay que analizar, medir y optimizar de forma estratégica. Porque de otro modo, nos quedamos en una visión romántica pero poco realista. Y tener un negocio es acción, es prueba-error, es rentabilidad.

Volvamos atrás en el tiempo y retomemos un concepto clave para el movimiento feminista: la autoconciencia. Fue justamente gracias a esta práctica, en diferentes etapas, cuando las mujeres empezaron a tomar conciencia de sus cuerpos entendibles como físicos pero también sociales y políticos. Enlazamos juntas este concepto con el de “empoderamiento y liderazgo femenino en clave contemporánea. ¡Te escucho!

Para mí la autoconciencia no es un concepto que haya que vincular a lo femenino. La autoconciencia es necesaria para el crecimiento personal de cualquier persona, hombre o mujer. Lo que sí es verdad es que ha sido clave en el movimiento feminista porque supone el descubrimiento de realidades, creencias, necesidades, etc. Es el germen de la reivindicación, del no conformarse.

Por eso, cuando las mujeres hemos estado dispuestas a mirarnos profundamente, a darnos permiso, sin prejuicios ni miedo, hemos hecho posible la conquista de derechos. Este ha sido nuestro empoderamiento  ¡Y lo que nos queda! Ha habido un despertar colectivo de las mujeres, que ya no quieren jugar un papel pasivo en su vida sino decidirla. Pero sinceramente, me preocupa la politización de este Liderazgo Femenino, monopolizando conceptos e ideologías.

A veces nos perdemos demasiado en palabras y declaraciones. Ya hemos hablado suficiente del mundo que queremos para nosotras y, definidamente, ha llegado la hora de construirlo. Por eso, desde mi posición de mujer, de emprendedora y de mentora, decidí hace tiempo dejar de hablar de ello y centrarme en pasar a la acción. Muestra de ello es mi trabajo diario y el Club de Negocios LOCAS &  VALIENTES que he puesto en marcha recientemente.

Finalmente dejamos atrás a la oruga para dar paso a la mariposa. Me gustaría que me hablases de tu nuevo proyecto empresarial, en que consiste y de cuán importantes son para ti los conceptos de “toma de decisiones” y “estrategia de negocio”.

Pues precisamente el objetivo de LOCAS & VALIENTES  es hacer posible este cambio de paradigma: pasar de la inspiración y la idea, a la acción valiente y enfocada. Hay muchas mujeres ahí fuera, con proyectos empresariales estupendos, pero que fallan en la parte más estratégica del negocio, nadie les ha enseñado a ser empresarias.

LOCAS & VALIENTES nació para reunir a estas mujeres inconformistas, altamente comprometidas con su negocio, que están dispuestas a pasar a la acción y a  exponerse, aunque puedan equivocarse. Nació para construir piedra sobre piedra ese mundo que sueño para mis propias hijas, donde las mujeres tienen capacidad de liderazgo y de decisión y se apoyan de forma proactiva.

Si una gran parte de decisiones de consumo la toman las mujeres, ¿por qué no promover que esas compras se realicen en negocios liderados por mujeres? Así es como se apoya realmente al emprendimiento femenino: ¡comprándonos!

LOCAS & VALIENTES es mi proyecto más personal y solidario, hemos conseguido crear un verdadero espacio de capacitación empresarial y de auto liderazgo, premiando la determinación y la acción, con oportunidades de visibilidad en el mercado. En este contexto, la toma de decisiones y la estrategia es fundamental en LOCAS & VALIENTES.

«Es fundamental cultivar la autoestima, la creatividad y la determinación»

Seguimos este maravilloso hilo femenino y te pregunto por el mensaje que te gustaría dejar a las generaciones futuras de niñas. ¿Cuál es tu legado para todas?

Mi sueño es que todas las niñas crean que SÍ es posible decidir qué vida quieren vivir y cómo hacerlo, independientemente de sus circunstancias. Para ello creo que es fundamental cultivar un pensamiento positivo basado en la autoestima, la creatividad y la determinación.

Estos 3 pilares hacen referencia a aspectos internos de la persona porque realmente es lo único de lo que podemos hacernos responsables: las oportunidades educativas son diferentes, los recursos económicos son diferentes, las circunstancias familiares son diferentes… Si conseguimos que todas sientan que hay algo bueno en su interior, algo que merece la pena, cualidades y habilidades (autoestima), es el principio de la esperanza y de la motivación.

Si además alimentamos su creatividad, dándoles recursos para resolver situaciones, adaptarse al cambio y responder a las necesidades de cada momento, estamos creando oportunidades. Y finalmente, cuando se unen la percepción de valor (autoestima) y la creencia de que podemos resolver situaciones adversas (creatividad), nos situamos en la posición adecuada para detectar y crear oportunidades que nos permitan recorrer caminos hacia un futuro mejor.

Todo esto nos conduce a un mismo lugar: hacia la posibilidad real de escoger libremente quiénes queremos ser. Este es el sueño que guía todo lo que hago.

Algo más sobre ti. Hijas, libros, conversaciones y compañía… ¿Qué me cuentas al respecto?

Después de todo lo que ya te he contado, me quedaría a medias si no mencionase el papel fundamental que ha tenido mi educación familiar en todo esto. Tengo que reconocer que fui una niña privilegiada hasta donde yo recuerdo, sobre todo en mi primera infancia,  porque siempre recibí mensajes positivos que reforzaban mi autoconfianza. Siempre sentí que podía escoger y que tenía los recursos interiores necesarios para liderar mi camino (aunque más tarde lo perdí algunas veces).

Mencionas los libros. Yo no sería quien soy sin los libros, que me han acompañado en momentos de soledad, de tristeza, de crecimiento, de aprendizaje, de inspiración. También colecciono frases, de forma ecléctica, que después me guían y me enfocan. Las encuentro en cualquier lugar: libros, películas, canciones, conversaciones íntimas, conversaciones interceptadas sin intención en la cola del supermercado o esperando el autobús.

Y la compañía… de nuevo, mis hijas, mi marido, mi madre, mis hermanos. Y los amigos que han ido entrando en mi vida, ya sea para quedarse o para salir, a veces, pero siempre aportando.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Ver más

  • Responsable: Jesús de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.