cambio climatico

Es hora de que la industria publicitaria aborde el cambio climático

Compartir este contenido

La industria publicitaria tiene la responsabilidad de educar a los consumidores sobre el cambio climático, pero debe evitar a las personas de «lavado ecológico» o arriesgarse a dañar su reputación para siempre.

El derretimiento de icebergs, los incendios forestales implacables, la contaminación del aire amplificada, esa «escena de morsa» insoportablemente perturbadora de Our Planet de Netflix (créanme, no puede ser invisible) … está claro, el cambio climático es una amenaza real.

Según la encuesta realizada por Ipsos Mori y dada a conocer por MarketingWeek, casi la mitad (42%) de los británicos dicen que el cambio climático es su principal preocupación ambiental. También es la principal preocupación a nivel mundial, ya que el 37% de la población mundial lo considera su principal carga medioambiental y debe recibir la mayor atención del gobierno.

En algún nivel, el gobierno está escuchando. En el Reino Unido, los laboristas han elevado la crisis climática a su «lista de pánico» al comprometerse a que sea una parte «central» del plan de estudios para los niños en la escuela primaria.

Pero eso no es suficiente. Todavía hay muchos malentendidos y antipatías en torno al cambio climático, por lo que se necesitan organizaciones influyentes para comenzar a explicar mejor el problema y lo que se necesita hacer para provocar el cambio.

Si tan solo pudiéramos pensar en una industria que tenga el poder de cambiar las percepciones públicas …

Ya ha habido llamados para que las emisoras de televisión hagan más para abordar el problema. BAFTA analizó los subtítulos de un año de 40 canales de televisión del Reino Unido y descubrió que las referencias al cambio climático se hicieron casi tan a menudo como los zombis.

Ahora, la Rebelión de la Extinción está pidiendo a la industria publicitaria que también avance. En una carta pública, el grupo ambientalista exige publicidad «que diga la verdad sobre el clima y la emergencia ambiental», sugiriendo que si no «hace este cambio, los consumidores insistirán en que lo haga».

Hay evidencia para respaldar esto también. La preocupación pública por el cambio climático ya está incitando a los consumidores a cambiar de marca, ya que el 36% de los encuestados en una encuesta realizada por la consultora Kin & Co dijo que cambiaron a productos más sostenibles y el 13% de los millennials está considerando dejar a su empleador actual para trabajar en algún lugar que esté haciendo más para enfrentar el cambio climático.

Además, el 59% de los encuestados quiere que sus marcas favoritas declaren una emergencia climática, sin embargo, el 90% de las empresas no tienen un plan claro para abordar el cambio climático.

Entonces, ¿pueden las marcas usar su poder para inspirar un cambio en las actitudes del público y ser parte de la solución?

Respuesta corta al cambio climático

Respuesta larga: absolutamente, pero van a tener que comprometerse a abordar el cambio climático mientras se aseguran de que los planes se alineen con sus estrategias a largo plazo. Y esa no es una tarea fácil.

Lamentablemente, este no es solo un caso simple de pegar un logotipo verde en una campaña publicitaria. Las marcas deben comenzar a hablar más sobre el tema, pero primero deben ordenar sus propias casas. La publicidad y las comunicaciones tienen que alinearse con la estrategia comercial o las marcas serán acusadas de no ser auténticas o de cobrar conflictos ambientales.

También hay una línea muy fina entre la concienciación y la comprensión de un problema y la predicación a los consumidores. No tiene sentido poner datos concretos o estadísticas en los rostros de los consumidores, déjelo a las palabras relajantes de David Attenborough y el equipo detrás de escena en Our Planet, o gritar sobre credenciales ambientales y abrumar a las personas con visiones de fatalidad inminente. Perderán rápidamente el interés.

Hay marcas que ya están planteando el tema en su agenda. El año pasado, Volvo publicó un libro para niños «The Day the Ocean Went Away», que contaba la historia de un niño llamado Jack, apasionado por el océano pero que se despierta una mañana para descubrir que ha desaparecido.

Sencillo. Conmovedor. Educativo. Y es parte de iniciativas más amplias de Volvo para combatir la contaminación plástica y mejorar la sostenibilidad en la industria automotriz (que siempre está bajo escrutinio por ser uno de los principales contribuyentes al cambio climático). Por ejemplo, Volvo ha prometido que el 25% del plástico utilizado en cada automóvil recién lanzado estará hecho de material reciclado a partir de 2025.

Compare eso con un truco de marketing de Lacoste, que el año pasado cambió su logotipo de cocodrilo por 10 polos de edición limitada con una especie en peligro diferente. Una gran idea que generó una gran cantidad de interés de los medios, hasta que los consumidores se dieron cuenta del hecho de que la casa de moda vende guantes de cuero de ciervo en línea.

Las marcas que quieran entrar en la conversación sobre el cambio climático también deben estar abiertas a la posibilidad de fallas, reacciones violentas y acusaciones de falta de autenticidad. Los consumidores quieren que las marcas adopten una postura sobre los problemas, pero es posible que no les crean cuando lo hacen, por lo que deben estar preparados para igualar su compromiso de abordar el cambio climático con su estrategia más amplia o arriesgarse a dañar su reputación para siempre.

Es un tema candente (literalmente) sujeto a opiniones contradictorias y se ingresó con un plan sólido y cauteloso. Pero el futuro de esta tierra vale más que una simple estratagema de marketing.

Al final del día, no hay tiempo que perder cuando solo tenemos hasta 2030 para detener el cambio climático catastrófico, según la ONU.

Es hora de que los especialistas en marketing hagan su parte

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable David de Matías Batalla .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa Europa SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.