El growth hacker y su papel en las startups. Vector de Negocios creado por freepik - www.freepik.es

El growth hacker en las startups: ¿qué le hace un perfil tan demandado?

Actualmente cada vez se escucha más sobre el growth hacking y su importancia para los proyectos de reciente lanzamiento. Para comenzar podemos definir a un Growth Hacker, además de lo comentado en el artículo de esta misma sección, como aquella persona con un perfil híbrido entre marketer y programar que busca mediante soluciones disruptivas e innovadoras el potencial de impacto en el crecimiento exponencial de la compañía. Por último, el Growth Hacker busca la optimización de los recursos buscando los máximos resultados posibles.

El Growth Hacker cuenta con diversos trucos y herramientas para lograr la mayor visibilidad y conversión de una estrategia de marketing. Para los emprendedores y empresas de reciente lanzamiento es de vital importancia la primera fase denominada de ‘awareness’. Ya que es el contenido encargado de captar la atención de los clientes potenciales de los cuáles una pequeña parte acabará finalmente convirtiendo.

La competencia salvaje que existe en el mercado actual así como la gran cantidad de startups ya consolidadas o de reciente creación con ideas de negocio semejantes es un hecho, por ello es necesario el papel de un Growth Hacker o aplicar técnicas de Growth Hacking para lograr ese factor diferencial y conseguir un crecimiento mucho mayor.

Filosofía del Growth Hacker

Una de las principales claves de un growth hacker, además de sus conocimientos sobre datos y herramientas digitales, es su filosofía. Los Growth Hackers se alinean con la filosofía japonesa Kaizen, la cual está basada en un proceso de mejora continuo, cuando algo funciona es momento de cambiarlo. Un Growth Hacker está generando en todas las etapas del ‘Customer Journey‘ generando hipótesis de cambio y mejora incorporando el cambio como un mantra en el día a día del trabajo. Esto implica una buena organización, dinamismo y proactividad.

El perfil de un Growth Hacker siempre se asemejado con el de Product Manager tradicional que tan presente se encuentra en los distintos departamentos de marketing de compañía de diversos sectores. Las principales diferencias con respecto a estos, aparte de la filosofía ya comentada, es una visión mucho más dinámica y transversal aportando metodologías de trabajo y herramientas no conocidas hasta ahora de manera extendida o desarrollando sus propios scripts para mejorar la experiencia de usuario y por consiguiente conseguir la conversión.

Habilidades principales de un perfil como el Growth Hacker

Como hemos comentado, el papel del Growth Hacker en las startups busca soluciones disruptivas apoyado principalmente por soluciones informáticas. Las principales áreas que debe controlar un Growth Hacker, siguiendo la línea trazada por gráficos como el siguiente de la Universidad Carlos 3 de Madrid, son:

Fuente: Start UC3M

Analítica Web

Debe saber de dónde provienen sus clientes potenciales para optimizar los contenidos y oferta hacia aquellos lugares desde donde se muestra un interés expreso visitando la página/aplicación/red social. Una buena herramienta, y simple, para conseguir ser un buen analista es definir KPIs, indicadores de rendimiento. Los cuales se pueden resumir gráficamente en un Excel relacionando ciertos valores para cada acción y valorar su rendimiento actual con respecto al objetivo.

Clustering y data visualization

A partir de los datos extraídos en las diversas fuentes de tráfico, un profesional del Growth Hacking puede ser capaz de crear modelos estadísticos que expliquen diversos aspectos sobre los clientes potenciales. Una de las principales herramientas utilizadas por su fácil curva de aprendizaje es Tableau.

User Experience y usabilidad

Se deben conocer los pilares fundamentales de una estrategia de design thinking en la que se busca facilitar y hacer más amena la experiencia del usuario para con nuestro producto, servicio y/o compañía. Los principios de design thinking se encuentran recogidos aquí.

Landing page optimization

Generando tests A/B para conseguir varias soluciones para una misma propuesta y conseguir recabar los datos suficientes para poder determinar cuál sería la mejor opción posible y por tanto la que mayor tasa de conversión reportase. Estos principios también se pueden aplicar a las campañas de email marketing, que a través de herramientas como Mailchimp permiten realizar estos tipos de test.

El Growth Hacker domina el SEO/SEM

Es de vital importancia para lograr un mayor impacto optimizador la posición en buscadores ya sea de manera orgánica, a través del SEO y la edición de páginas web a través de HTML, como el posicionamiento pagado a través de herramientas como Google Ads utilizando de manera complementaria Google Trends y Google Keyword Planner.

Mecánicas

La facilitación del proceso de navegación, inicio de sesión y resto de variables que componen las etapas del Customer Journey hacen una experiencia mucho más agradable así como lograr una mayor tasa de conversión. Un ejemplo práctico fue el caso del Airbnb los cuáles a través de un script permitía publicar anuncios y derivar tráfico desde la página más visitada de apartamentos vacacionales, por aquél entonces.

Pero, ¿el Growth Hacker es capaz de encontrar El Dorado por sí solo?

Tras lo comentado en este post podríamos suponer que teniendo un buen Growth Hacker con conocimientos contrastados sobre programación y herramientas sería capaz de levantar cualquier empresa y relanzarla con un crecimiento exponencial. Pero esto lamentablemente no es así.

Para conseguir aumentar las posibilidades de escalabilidad y viabilidad de una idea de negocio es necesaria la alineación de todos los departamentos con la estrategia corporativa, la misión, visión y valores para eliminar las barreras internas (las cuales son las mas difíciles de romper,) y se consigan generar sinergias desde los distintos departamentos para lograr ese crecimiento exponencial y mayor impacto.

Por tanto el papel y/o mentalidad del Growth Hacker en las startups es importante sí, pero no menos que la estrategia y remar todos los departamentos hacia el mismo objetivo.