agile para pymes

¿Cómo aplicar la metodología Agile para pymes?

Compartir este contenido

Agile vino de comienzos humildes como un criterio en el desarrollo de software y ahora ha comenzado a consagrarse también en la gestión de proyectos. En el Manifiesto Ágil de 2001 se pedía que se valorara la interacción humana, la mentalidad de colaboración, la adaptabilidad y la solidez del producto por encima de los llamados «medios» para lograr un fin: el proceso, la documentación exhaustiva, la negociación de contratos y las acciones basadas en planes. Ahora bien, ¿cómo aplicar Agile para pymes?

En la literatura sobre el concepto se pedirá constantemente que se ofrezcan oportunidades de formación organizativa para «convertirse en ágil». Pero, ¿qué significa esto para una organización que decide «convertirse en ágil»?

Los principios y valores ágiles influyen y permiten a las organizaciones adaptarse a una clientela cada vez más volátil, incierta, compleja y ambigua. Por muy engorroso que sea adoptarla, la agilidad es una práctica que se experimenta mejor formando equipos pequeños y autónomos que se esfuerzan continuamente por ofrecer valor a sus consumidores finales, ya sean potenciales o no. Esto, en consecuencia, fomenta tanto el espíritu competitivo como la camaradería dentro de la organización aspirante, manteniendo los valores de Agilidad como punto de partida de las operaciones. El grupo de equipos, entonces, activa y continuamente inicia la comunicación, interactúa y se coordina con otros equipos para hacer frente a los obstáculos que pueden obstaculizar los flujos de trabajo basados en Agile. Estos incluirían la ampliación del alcance – crecimiento continuo y no planificado del alcance del proyecto – y mayores requisitos de tiempo y compromiso.

Una mirada a Agile para pymes- Historias de éxito y fracasos

Como publica Entrepreuner, aunque a la mayoría de los lectores de este artículo les parezca una ciencia de cohetes, los principios y prácticas ágiles se han filtrado ahora en toda la industria en el mercado siempre cambiante y orientado al cliente y a la gestión general. Uno de los marcos más populares que ayudan a implementar Agile dentro de una serie de iteraciones de longitud fija, o sprints, es Scrum. Mientras que Agile es un conjunto de principios y prácticas, Scrum es el proceso de ejecución de estos principios. En su encuesta anual sobre el estado de Scrum, la Scrum Alliance, una comunidad de Scrum unificada, detalla los temas de escalamiento y transformación ágil desde las perspectivas tanto del practicante como del entrenador/master de Scrum. El objetivo final de esta práctica es comprender, comparar y considerar la eficacia de los métodos ágiles en todas las industrias anualmente. El informe contiene información recopilada de 27 verticales de la industria que implementan Scrum, como Consultoría, Recursos Humanos, Ventas y Marketing y Educación, además de TI.

Los principios ágiles ayudan a conectar equipos pequeños y de alto rendimiento, mejorando la transparencia y la visibilidad del trabajo entre los equipos y entre los consumidores. Esto transforma esencialmente una vieja dinámica vertical de una organización en una que tiene una mentalidad común: la de ofrecer valor a los clientes. El enfoque de proporcionar valor al cliente es también la razón por la que las organizaciones eligen Scrum, ya que el 85% de las organizaciones afirman que Scrum mejora la calidad de la vida laboral. Por lo tanto, aunque esto pueda parecer contrario al proceso de adquisición de la certificación Scrum, los aspirantes a ser ágiles estarían mejor si recomendaran la certificación Scrum a sus colegas, amigos y profesionales, al obtener la certificación ellos mismos. Esto también se remonta al principio ágil de una mentalidad de colaboración.

En 2017, varios medios de comunicación, incluyendo Business Insider y USA Today, catalogaron al ScrumMaster como uno de los trabajos mejor pagados en América. Esto se debe a la falta de personas capacitadas que puedan dirigir una revisión organizativa para adoptar los principios y prácticas ágiles en el marco de la empresa. Como afirma el director de recursos humanos de BCBSAZ, Torrie Michaud, «Cuando un solicitante tiene una certificación Scrum, sabemos que será un comunicador colaborativo y fuerte a la vez que estará ansioso por mejorar los procesos o aportar nuevas ideas».

Agile y Scrum también encuentran un lugar en la salud mental, con Monash Health en Australia implementando los principios ágiles de un camino colaborativo y orientado a la retroalimentación para la salud mental y la recuperación, sin comprometer la calidad individualizada.

Ágil a través de los tiempos

Lo que no es Ágil, sin embargo, es una técnica de «reducción de costes» para frenar los gastos y «mejorar» el flujo de trabajo de la empresa. Muchas organizaciones y conglomerados presumen de Agilidad pero sólo lo hacen de nombre. El enfoque de arriba hacia abajo para convertirse en ágil es contrario a los objetivos y valores de la agilidad, que finalmente mata un ecosistema basado en la agilidad. Además, la Agilidad no puede ser implementada de manera selectiva; los equipos de alto rendimiento dentro de una organización no pueden adoptar los principios y la función de la Agilidad mientras que el resto de la organización sigue siendo una burocracia de arriba hacia abajo. Del mismo modo, el valor para el cliente y el valor para el accionista seguirán estando siempre enfrentados entre sí, y no se puede servir a dos amos.

Bajo los actuales sistemas de prácticas de gestión, Agile fracasará en su adopción. Es sólo a través de la experiencia y la práctica probada por el tiempo que Agile se convierte en parte de la mentalidad de la organización. Simplemente imitando las prácticas Ágiles de otras instituciones basadas en Ágil no funcionará en la creación de una atmósfera Ágil en organizaciones individuales – una organización no puede «hacer Ágil». Necesitan «ser ágiles».

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable David de Matías Batalla.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.